• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Expresidente del FC Barcelona y su hijo ya están en prisión

La Audiencia Nacional rechazó el recurso de los abogados de Núñez para aplazar la entrada en la cárcel/ EFE

La Audiencia Nacional rechazó el recurso de los abogados de Núñez para aplazar la entrada en la cárcel/ EFE

Josep Lluis Núñez y su hijo, Josep Lluís Núñez i Navarro ya están en la prisión de La Roca del Vallès. El delito por el que los apresaron fue por sobornar a inspectores de Hacienda para que hicieran la vista gorda en sus revisiones tributarias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Josep Lluis Núñez, expresidente del FC Barcelona, y su hijo, Josep Lluís Núñez  Navarro ingresaron a las 18:30 horas en la prisión de Quatre Camins (en el municipio de La Roca del Vallès (Barcelona), para cumplir los 26 meses a los que está condenado por el caso Hacienda según reporto el diario español AS.

Núñez fue presidente del FC Barcelona entre 1978 y 2000 y su huella sigue en Can Barça. No en vano, el Museu del Barça lleva su nombre. Bartomeu, en una entrevista reciente, dijo que no se planteaba cambiar el nombre.

El expresidente del Barcelona y su hijo fueron condenados a dos años y dos meses de cárcel por sobornar a inspectores de Hacienda para que hicieran la vista gorda en sus revisiones tributarias.

El constructor y promotor inmobiliario dio cumplimiento así al requerimiento de la Audiencia de Barcelona, que el pasado 6 de noviembre le dio un plazo de diez días para ingresar en la cárcel tras desestimar el último recurso presentado por Nuñez.

En el caso del expresidente del Barça, la sección novena de la Audiencia rechazó la petición para que se suspendiera su ingreso en prisión a la espera de que el Gobierno resolviera sobre su indulto, al entender que esa medida de gracia tiene nulas perspectivas de prosperar y que el condenado no es "una persona rehabilitada", al no haber mostrado muestras de arrepentimiento.

La Audiencia Nacional rechazó el recurso de los abogados de Núñez para aplazar la entrada en la cárcel dada la gravedad de los hechos que cometió, pues "no se trató de una conducta ocasional, puntual, episódica y de escasa trascendencia, sino de un comportamiento continuado" que se prolongó durante diez años.

La Audiencia, que impuso a Núñez una condena de seis años que después el Supremo le rebajó a dos años y dos meses, recuerda que el procesado ya se benefició de una atenuante de dilaciones indebidas, por lo que ahora no ha creído razonable volver a valorar esa circunstancia para librarlo de la cárcel.

En el caso de Núñez hijo, la sala esgrime en sus autos los mismos argumentos que utilizó para ordenar el ingreso en prisión del expresidente del Barcelona y recuerda que Josep Lluís Núñez i Navarro, como su padre, "no ha dado la menor muestra de arrepentimiento y contrición", por lo que no se le puede considerar rehabilitado o reinsertado.