• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Exigen al gobierno responder a declaraciones de Guyana

Delcy Rodríguez, ministra para la Comunicación y la Información | EFE

La nueva canciller Delcy Rodríguez no se ha pronunciado hasta ahora sobre el tema | Foto: EFE

Georgetown aseguró que estudia la posibilidad de presentar el caso del Esequibo ante la Corte Internacional de Justicia 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La posibilidad de que Guyana lleve el caso del Esequibo a la Corte Internacional de Justicia, planteada por la canciller Carolyn Rodriguez-Birkett la semana pasada, atenta contra el Acuerdo de Ginebra y por eso Venezuela debe fijar posición al respecto.

Si bien el arreglo judicial figura entre los mecanismos de solución pacífica previstos en el artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, al que remite el Acuerdo de Ginebra, hay otras opciones que deben agotarse primero: negociación, mediación, conciliación.

El convenio firmado por Georgetown y Caracas en 1966 establece, además, que el mecanismo debe ser escogido por ambos países y que, si no hay acuerdo, le corresponde hacerlo al secretario general de la Organización de Naciones Unidas.

“Exigimos al gobierno que tome una posición”, demandó el diplomático Milos Alcalay, ex embajador de Venezuela en la ONU. Su homólogo Sadio Garavini, que representó al país en Guyana, fue más allá y pidió acciones concretas.

“Hay que reafirmar públicamente que la salida al Atlántico no es negociable, mantener el patrullaje tradicional de la Armada en la fachada de Delta Amacuro y nombrar con urgencia un negociador por Venezuela a tiempo completo”, señaló.

Garavini recordó que el negociador actual, Roy Chaderton, tiene otros cuatro cargos: embajador en la Organización de Estados Americanos, miembro del Consejo de Estado, diputado al Parlatino y representante del país en el diálogo de paz en Colombia.

Alcalay afirmó que el gobierno no le ha puesto la atención necesaria a la reclamación del Esequibo y agregó que cualquier decisión debe ser consultada con todos los actores de la sociedad, por tratarse de un asunto de Estado.

Rechazo. La Mesa de la Unidad Democrática rechazó “las pretensiones de Guyana de incumplir con lo establecido en el Acuerdo de Ginebra” y exigió a la Cancillería, que ahora está a cargo de Delcy Rodríguez, responder a las declaraciones de Rodriguez-Birkett.

“Es un acto inamistoso de Guyana plantear llevar el caso a la Corte Internacional de Justicia, mucho más cuando está violando el Acuerdo de Ginebra al acordar concesiones en aguas claramente venezolanas que no forman parte de la reclamación”, dijo la MUD en un comunicado.

El bloque opositor insistió en que el único instrumento jurídico vigente para resolver la controversia territorial es el convenio firmado en 1966. “No puede el gobierno de Guyana de manera unilateral soslayar el procedimiento aceptado por las partes”, expresó.

Si Guyana cree que los buenos oficios no han dado resultados, como argumentó Rodriguez-Birkett para explicar porque evalúan la opción de ir a la CIJ, debe ponerse de acuerdo con Venezuela para escoger otro mecanismo, indicó.

“Exigimos al Ministerio de Relaciones Exteriores no solo una respuesta firme frente a las declaraciones de la canciller de Guyana, sino exigir también a las autoridades de ese país que cumpla con lo establecido en el Acuerdo de Ginebra”, concluyó.


EL DATO

“Las partes en una controversia cuya continuación sea susceptible de poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales tratarán de buscarle solución, ante todo, mediante la negociación, la investigación, la mediación, la conciliación, el arbitraje, el arreglo judicial, el recurso a organismos o acuerdos regionales u otros medios pacíficos de su elección”

Artículo 33

Carta de las Naciones Unidas