• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Exhumarán cadáver de expresidente brasileño Goulart para ver si fue asesinado

Joao Goulart, ex presidente de Brasil/ Archivo

Joao Goulart, ex presidente de Brasil/ Archivo

Los restos serán sacados del mausoleo familiar en la ciudad de São Borja, trasladados a Brasilia, donde serán analizados por peritos de Uruguay, Argentina y Brasil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades de Brasil exhumarán el cadáver del expresidente Joao Goulart para determinar si fue envenenado como parte del Plan Cóndor, desarrollado por regímenes militares del Cono Sur para eliminar opositores en los setenta y ochenta, informó hoy la Comisión Nacional de la Verdad.

Los restos serán sacados del mausoleo familiar en la ciudad de São Borja, en el estado brasileño de Río Grande do Sul, y trasladados a Brasilia, donde serán analizados por peritos de Uruguay, Argentina y Brasil.

Derrocado por militares brasileños en 1964 Goulart falleció en Argentina en 1976, oficialmente de un ataque cardíaco, y fue sepultado sin que se le practicara la autopsia.

El exagente secreto uruguayo Mario Barreiro Neira, que cumple pena en Brasil por tráfico de armas, declaró hace cuatro años que Goulart murió asesinado, debido a que cambiaron el medicamento que tomaba para un problema cardíaco por un veneno.

Neira confesó haber participado en un complot para eliminar a "Jango", como se le conoce en Brasil, según la Comisión.

En agosto el equipo de peritos escaneará con tecnología 3D el mausoleo, que será aislado. En septiembre se reunirán para analizar los resultados y definir el procedimiento para la exhumación y el análisis de los restos, que tendrá lugar en el Instituto Nacional de Criminalística de la Policía Nacional en Brasilia.

Este cronograma fue definido hoy en un encuentro realizado en la Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia de la República de Brasil, en el que además de los responsables de la comisión también participaron los propios peritos y familiares de Goulart.

"Jango" estaba siendo vigilado en el exilio cuando murió y había realizado acercamientos con el expresidente Juscelino Kubitscheck y el político Carlos Lacerda para volver a Brasil, según ese ente.

Los tres perecieron en menos de un año, según la comisión, que también investiga el fallecimiento de Kubitscheck.

La comisión, la Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia y la Fiscalía de Río Grande do Sul impulsan la exhumación como un medio de conocer lo que pasó.

El procedimiento será supervisado por el Comité Internacional de la Cruz Roja, que también ha desempeñado esa labor en el caso del poeta Pablo Neruda y el expresidente chileno Salvador Allende.

"La exhumación debe ser un capítulo de una investigación más amplia", dijo en un comunicado la coordinadora de la comisión, Rosa Cardoso.

Esa entidad solicitó hace casi un año a Estados Unidos la desclasificación de algunos documentos que pueden ser "decisivos" para el caso sobre la supuesta participación de agentes norteamericanos en una trama para eliminar a disidentes en Chile, Bolivia, Uruguay y otros países suramericanos, según la comisión.

Los familiares del expresidente autorizaron la exhumación el 18 de marzo pasado en una audiencia pública en la que participaron miembros de la Fiscalía y de la Comisión, creada el año pasado para investigar las violaciones de los derechos humanos durante la última dictadura (1964-1985) en Brasil.

Pese a que Goulart murió en Argentina, la Fiscalía brasileña abrió en 2007 una investigación para determinar las causas de su fallecimiento.

Goulart, considerado un líder progresista simpatizante de la izquierda de los años sesenta, en plena Guerra Fría, murió en diciembre de 1976 en un hotel de la localidad argentina de Mercedes.

Aunque su muerte fue atribuida oficialmente a un ataque cardíaco, su familia siempre sostuvo que fue asesinado.