• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ex presidente de Guatemala de nuevo ante juez por otro caso de corrupción

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, aseguró este domingo que no está vinculado con el caso de corrupción conocido como "La Línea", rechazó dimitir y pidió disculpas al pueblo guatemalteco.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, ha asegurado no estar vinculado con casos de corrupción | Foto Archivo

La fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, un órgano de Naciones Unidas que investiga aparatos clandestinos y de seguridad en el Estado, existía un "inmenso esquema financiero" que habría cooptado el Estado para defraudar al erario nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente de Guatemala Otto Pérez Molina y su ex vicepresidenta Roxana Baldetti se presentaron el lunes nuevamente ante un juez para que la fiscalía les imputara nuevos cargos por una presunta operación para defraudar las arcas del estado.

El juez Miguel Angel Gálvez inició el lunes la audiencia para imputar cargos a más de 50 personas, entre ex empleados y funcionarios públicos y empresarios que son acusadas de varios casos de corrupción en lo que las autoridades llaman "la cooptación del Estado".

Pérez Molina y Baldetti escucharan de la fiscalía la tercera y cuarta acusación por corrupción en su contra. Luego de esta audiencia deberán escuchar a la fiscalía fincarles cargos por una nueva acusación.

La fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, un órgano de Naciones Unidas que investiga aparatos clandestinos y de seguridad en el Estado, existía un "inmenso esquema financiero" que habría cooptado el Estado para defraudar al erario nacional.

En el caso se ha vinculado a 70 personas, sin embargo no todas han sido aprehendidas y otras solo serán llamados a declarar. En la audiencia en la que la fiscalía pretende explicar las acusaciones, los abogados defensores intentan que esta se suspenda argumentando que no están preparados para enfrentar la acusación y que previamente deben conocer los detalles de la investigación. La fiscalía se opone a suspender la cita.

El esquema, según las autoridades, "detallaba toda una maquinaria de lavado de activos meticulosamente diseñada para captar fondos durante la campaña electoral del Partido Patriota del año 2011", el partido que llevó a la presidencia a Pérez Molina. El fin último habría sido el lavar dinero de origen ilícito.

La Comisión asegura que fueron tres modalidades utilizadas para desfalcar al estado, la primera fue a través de recibir contribuciones de los canales de televisión abierta en Guatemala supuestamente como financiamiento político y que cuando los ex mandatarios llegaron al poder, retribuyeron supuestamente con contratos millonarios por publicidad.

La segunda modalidad fue recibir financiamiento electoral ilícito de empresas como constructoras que también fueron presuntamente retribuidas con pago de facturas por servicios intangibles o difíciles de rastrear.

La tercera modalidad fue con la simulación del origen del financiamiento reportado al ente fiscalizador.

La Comisión dijo que se identificaron al menos 450 contratos dentro del estado "que fueron diligenciados por esta estructura criminal" con un monto aproximado de 500 millones de quetzales (unos 65.3 millones de dólares).

Entre los detenidos hay varios empresarios, ex empleados y funcionarios públicos así como Pérez Molina y Baldetti a quienes las autoridades consideran líderes de la estructura. Ambos han negado cualquier vinculación y la acusación de la fiscalía.

En la audiencia del lunes, Adolfo Fernando Peña, ex presidente del Banco de Desarrollo Rural, y Edna Maribel Berganza Colindres, ex subsecretaria de Asuntos Administrativos y de Seguridad, acusados en el caso, se entregaron a las autoridades, pues eran prófugos de la justicia.