• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ex presidente de Chile: No veo posible unas elecciones libres en Venezuela

Eduardo Gil, expresidente de Chile / Cortesía ABC

Eduardo Gil, expresidente de Chile / Cortesía ABC

Eduardo Frei espera que la comunidad internacional no acepte una “nueva trampa electoral” por parte del oficialismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Eduardo Frei se ha sumado a otro muchos expresidentes latinoamericanos pidiendo “elecciones limpias” en Venezuela. El periódico español ABC publicó una entrevista en la que el ex mandatario no cree que los comicios del próximo 6 de diciembre en el país serán libres.

¿Cree que las legislativas venezolanas de diciembre serán realmente limpias?

-Soy muy pesimista sobre la situación de Venezuela. Está en una dictadura de facto muy grande, en la que no se respetan los derechos humanos ni la división de poderes, la prensa es maltratada continuamente... No tengo ninguna confianza en las elecciones que vienen. Todas las informaciones que hay sobre las últimas elecciones presidenciales indican que la oposición ganó, pero al final se dio por ganador al Gobierno por un punto. Ahora no han aceptado observadores internacionales, han cambiado los distritos para favorecer al Gobierno y no permiten que se presenten destacados candidatos de la oposición. Además están las milicias armadas. ¿En qué puede terminar esto? Con las formas con que está actuando el Gobierno de Maduro no veo cómo pueden haber elecciones libres y eso puede provocar una situación mucho más grave para el futuro.

¿Aceptará la comunidad internacional otra vez una trampa electoral?

-Espero que no. La situación es tan compleja que va a llegar un momento en que será insostenible. Estamos volviendo a esa época de las dictaduras latinoamericanas de los años 60 y 70: quienes están en el poder se sienten dueños de la verdad y de la vida de las personas y además nos dan instrucciones a los demás. ¿En qué termina la revolución bolivariana? El país económicamente está quebrado, importa el 97 por ciento de los bienes que consume, tiene una inflación desatada...

Hubo un tiempo en que la democracia se extendía en Latinoamérica y Chile fue un ejemplo, pero ahora han crecido populismos.

-Si miramos la historia de los últimos veinte años, vemos que ha habido elecciones, se ha aceptado la democracia, ha habido progreso, ha disminuido la desigualdad... Pero también han surgido esos populismos. La condición esencial para un sistema democrático es la alternancia en el poder y lo que estamos viendo en Bolivia y en el Ecuador son tendencias para permanecer en el poder indefinidamente, como vimos en los países africanos. Eso hay que combatirlo y denunciarlo.

El bolivarianismo se instaló en Venezuela, Bolivia y Ecuador mediante la redacción de nuevas constituciones. ¿Hay riesgo de que se cuele el populismo en el cambio constitucional que proyecta Chile?

-Creo que no. La presidenta ha anunciado máximo diálogo y participación, pero dentro de los márgenes institucionales. Las asambleas constituyentes en Latinoamérica han sido un fracaso, por eso yo no quiero una para Chile, sino que se haga en los marcos habituales. La presidenta ha anunciado que esto va a ser sancionado en el congreso posterior a su término de gobierno y eso es una decisión muy correcta y buena para la democracia chilena. De tal manera que cuando los chilenos elijan a su nuevo parlamento en diciembre de 2017 sepan que están eligiendo a quienes van a hacer la reforma de la Constitución. La necesitamos, porque la actual Constitución es de 1980. Independientemente del juicio político contra la dictadura, es una Constitución que ya no sirve: fue hecha en un momento muy complicado de Chile y hoy día no nos sirve en las realidades del mundo que estamos viviendo. 

Con información de ABC