• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ex dirigentes socialistas españoles avisan del peligro de un pacto con Podemos

Pablo Iglesias, líder del partido  español Podemos / EFE

Pablo Iglesias, líder del partido español Podemos / EFE

En las últimas elecciones en España, celebradas el 20 de diciembre, el gobernante PP obtuvo 123 escaños, seguido por socialistas (90), Podemos (69) y Ciudadanos (40), y el resto recayó en formaciones nacionalistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Históricos dirigentes del Partido Socialista Español (PSOE), como el expresidente Felipe González (1928-1996), suscribieron un documento conocido hoy en el que califican una posible alianza con el partido emergente Podemos de "tóxico" para el PSOE.

Aseguran que "destrozará" al partido si gobiernan juntos.

El jueves pasado un grupo de ex dirigentes socialistas se reunió para redactar un documento crítico ante la posibilidad de que el PSOE se alíe con Podemos, que le ofreció a los socialistas hace una semana liderar un gobierno de fuerzas progresistas como alternativa al PP (centroderecha, en el poder).

En las últimas elecciones en España, celebradas el 20 de diciembre, el gobernante PP obtuvo 123 escaños, seguido por socialistas (90), Podemos (69) y Ciudadanos (40), y el resto recayó en formaciones nacionalistas.

En este escenario sin mayorías y muy fragmentado, el PSOE necesitaría el apoyo de Podemos y de otras formaciones para formar una alternativa de gobierno al PP.

Entre los asistentes a la reunión se encuentran el expresidente Felipe González, así como varios alcaldes y dirigentes territoriales de su etapa de gobierno, como el exministro de Interior José Luis Corcuera, que intentó hace dos días, sin éxito, entregar este documento al número dos del PSOE.

Frente a la posible coalición de PSOE-Podemos, este grupo aboga por "un ejercicio de democracia consociativa", en el que negocien un programa de gobierno partidos constitucionalistas, un apartado del que excluye a Podemos, ya que entre sus promesas electorales incluye la realización de una consulta vinculante sobre la independencia de Cataluña (noreste).

Para estos dirigentes es un error creer que un acuerdo con Podemos supone una alternativa de izquierdas, porque avala la idea de que Podemos es partido progresista, cuando lo que se trata es de un partido populista, advierten.

"¿Cómo puede el PSOE pactar con un grupo político que se niega a denunciar las condenas arbitrarias y las condiciones infames en las que viven en las cárceles los presos políticos en Venezuela?", señala el documento

"Y con más razón -añade- si entre ellos hay compañeros nuestros, miembros de la Internacional Socialista, como Leopoldo López".

Por todo ello, creen que "pensar que el PSOE puede entenderse con Podemos es una pura ensoñación", ya que este partido emergente "es tóxico para el PSOE, lo destrozará si gobiernan juntos, porque es el socio más desleal posible".

Ante todo ello, considera necesario poner en marcha, aunque sea de forma transitoria, "un ejercicio de democracia consociativa" y que "los partidos constitucionalistas" negocien un programa de Gobierno.