• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Evo Morales reitera que es "mentira" la supuesta paternidad de hijo con empresaria

Presidente de Bolivia, Evo Morales / AFP

Presidente de Bolivia, Evo Morales / AFP

La derecha es experta solo para la mentira. La oposición solo perjudica a la nación", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente boliviano Evo Morales reiteró que es "mentira" su supuesta paternidad de un tercer hijo producto de la relación con su ex pareja Gabriela Zapata, luego de que una jueza declarara el miércoles la "inexistencia física" del menor. "Tráfico de influencias, mentira. Sobre el hijo, mentira.

La derecha es experta solo para la mentira. La oposición solo perjudica a la nación", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter. La jueza Jacqueline Rada del Juzgado Segundo Público de la Niñez y la Adolescencia de La Paz emitió el miércoles un fallo judicial en el que declaró la "inexistencia física" del supuesto tercer hijo de Morales con su ex pareja, la empresaria Gabriela Zapata. Pero la ex pareja de Morales insistió el jueves en que tuvo un hijo con el mandatario y rechazó el fallo judicial.

"La sentencia de la jueza no es un tema que está resuelto, eso lo vamos a ver. La prensa internacional ya tiene un video (del hijo de Morales y Zapata)", dijo. Los vínculos del mandatario con la joven, 28 años menor que él, se conocieron el 3 de febrero pasado. Morales, soltero, tiene otros dos hijos, Evaliz, de 23 años, y Álvaro, de 22.

El 5 de febrero Morales relató en conferencia de prensa que Gabriela Zapata Montaño fue su pareja y admitió que ambos fueron padres de un bebé que murió a poco de nacer en 2007. Luego un familiar de Zapata aseveró que el niño vive. Eduardo León, abogado de la ex pareja, indicó hoy que el menor cumplió nueve años el pasado 30 de abril.

"Nació en La Paz a las 11:30 del 30 de abril de 2007", dijo a radio Panamericana. Morales también salió limpio el lunes pasado de una investigación del Parlamento sobre un presunto caso de tráfico de influencias a favor de la empresa china CAMC Engineering, que se adjudicó obras estatales por un valor de 573 millones de dólares.

La investigación del Parlamento boliviano se abrió a pedido del propio Morales tras una denuncia sobre tráfico de influencias, motivada porque su ex pareja Zapata ejercía el cargo de gerente comercial de la empresa china CAMC.