• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Evo Morales: Hoja de coca no será vista como estupefaciente

El presidente de Bolivia, Evo Morales / Reuters

El presidente de Bolivia, Evo Morales / Reuters

El Presidente de Bolivia aseguró este lunes que el productor de coca "no será visto como narcotraficante o narcodependientes los consumidores"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Bolivia, Evo Morales, celebró este lunes el respaldo de la comunidad internacional al consumo tradicional de la hoja de coca y lo interpretó como un triunfo contra el imperialismo, aunque la ONU recordó que sigue siendo una sustancia controlada.

"Quiero que sepan, por legislación internacional, ya no está vista la hoja de coca como cocaína, la hoja de coca nunca más (la) verán como estupefaciente, por tanto el productor de coca no será visto como narcotraficante o narcodependientes los consumidores", dijo hoy Morales en un exaltado discurso ante una multitud.

El mandatario encabezó en la ciudad central de Cochabamba un acto antes decenas de miles de seguidores para festejar que Bolivia volverá a la Convención antidroga de 1961 con una excepción aplicada solo a su país sobre el masticado de coca.

Morales insistió en que internacionalmente se ha reconocido que la "hoja de coca no es veneno", después de que solo 15 países, entre ellos Estados Unidos, se opusiera a la petición de Bolivia de volver a la convención con una salvedad sobre el "acuillicu" o "pijcheo".

Habría sido necesaria la oposición de al menos 61 de los países miembros de la Convención de la ONU para frenar la solicitud.

Pese a su condición de presidente, Morales es todavía el máximo dirigente de los cocaleros de la zona del Chapare, con quienes hoy volvió a gritar "viva la coca y mueran los yanquis" para conmemorar lo que consideran también un triunfo sobre Estados Unidos.

"Kausachum coca, huañuchum yanquis", fue el grito de guerra en quechua repetido hoy por los cocaleros y Morales en Cochabamba, tras considerar que no solamente se ha legalizado el acullicu, sino también el cultivo de la planta de coca.

Desde Cochabamba el presidente se desplazó hasta La Paz para asistir a otra concentración de miles de productores de la zona de Los Yungas a los que pidió "seguir librando otras batallas para que el mundo siga conociendo la hoja de coca".

"La próxima batalla, por supuesto: negociaciones, no solamente para vender la hoja de coca al norte argentino, sino, que mejor, a todo el mundo industrializado", arengó Morales.

En sus discurso, el mandatario también planteó el cambio de las normas, convenios y tratados internacionales cuando supongan una agresión a los derechos de los pueblos, como, a su juicio, ha logrado con el "triunfo" a favor del "acullicu" en la ONU.

En esas dos ciudades y, en menor medida, en la oriental de Santa Cruz los campesinos escenificaron hoy el "acullicu", defendieron que la planta en su estado natural no es cocaína y mostraron decenas de productos derivados, entre los que pudieron verse infusiones, remedios medicinales, ungüentos, preparados energéticos y harinas.

Uno de sus productos estrella es el mate de coca, una infusión de uso habitual en Bolivia para combatir los efectos de la altitud.

Sin embargo, el representante de las Naciones Unidas para el Control de las Drogas y la Prevención del Delito (ONUDD) en Bolivia, el peruano César Guedes, declaró hoy a radio Erbol que la hoja continúa penalizada y su exportación en estado natural o como base de productos sigue sancionada por la legislación internacional.

"No significa para nada la legalización de la hoja de coca, sigue en la lista de sustancias controladas. No puedes tampoco salir con tu hoja de coca a otros países porque te expones a las normas del país donde vas", declaró Guedes.

El funcionario subrayó que "no está liberada la comercialización y consumo de coca o su exportación a otros países" porque se ha tratado de un "asunto interno y doméstico del país".

La comunidad internacional, en particular la Unión Europea, ha pedido a Bolivia varias veces que revele los resultados de un estudio financiado por dicho organismo sobre el consumo legal de la planta, para establecer cuál la cantidad de hectáreas de plantaciones que se requieren para cubrir este uso.

El último informe de la ONU estableció que en 2011 había en Bolivia 27.200 hectáreas de cultivos de mata de coca, un 12 % menos que las 31.000 de 2010.

El Ejército y la Policía iniciarán mañana las operaciones anuales de erradicación de cultivos ilegales en el Chapare, zona cocalera en el centro del país de la que procede Evo Morales.