• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Europa es incapaz de enfrentar la crisis migratoria

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, denunció que el proyecto de acuerdo entre la UE y Turquía es ilegal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Amira de 24 años de edad dejó Siria con sus 4 hijos y sobrevivió un difícil trayecto por mar hasta Grecia; una vez en tierra cruzó 7 países hasta llegar a Alemania. A la vez, Hassan quedó varado en una embarcación en el mar Egeo junto con 20 personas hasta que el motor volvió a funcionar. Fathi y su esposa Haya caminaron 15 horas a través de Hungría con sus 4 hijos, uno de ellos solo con 4 meses de edad. Mientras, el sirio Mohammed, con la pierna herida por una bomba en 2014, viajó a Alemania con su novia pasando por el Líbano, Turquía y Grecia. Estas son apenas 4 historias, contadas por Human Rights Watch en un campamento de refugiados en Berlín, de las miles de personas que intentan llegar a Europa huyendo de guerras, conflictos y crisis en sus países de origen como Siria, Afganistán e Irak.

Cifras de la Agencia de la Organización de Naciones Unidas para Refugiados indican que 1.015.078 inmigrantes de varias nacionalidades atravesaron el peligroso trayecto por mar (Egeo y Mediterráneo) en 2015 en su intento de llegar al Viejo Continente. En lo que va de año, se registró que 146.996 personas alcanzaron la Unión Europea. Otros 440 no lo lograron porque murieron durante el trayecto o están perdidos.

Acnur destacó que los destinos más accesibles para los inmigrantes son Grecia e Italia, donde en los últimos dos meses y medio han llegado 137.056 y 9.482 personas, respectivamente. Acnur reveló que entre 2011 y 2015 hubo 897.645 peticiones de asilo.

Unión desafiada.

La crisis de inmigrantes, considerada la mayor desde la Segunda Guerra Mundial por la ONU, ha sido un dolor de cabeza para la Unión Europea. Su último intento para responder a la situación consiste en un proyecto de acuerdo con Turquía el cual parte de devolver a este país a las personas sin papeles que lleguen a Grecia. Todavía se afinan detalles del acuerdo que seguirá siendo discutido el 17 y 18 de marzo.

No obstante, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, denunció que este proyecto era ilegal. “Entre mis preocupaciones está la posibilidad de que las expulsiones sean colectivas y arbitrarias, las cuales son ilegales. Las restricciones en la frontera, que no permiten determinar las circunstancias de cada individuo, son una violación del derecho internacional y europeo”, resaltó en un comunicado.

Hasta la fecha la política europea ha sido de exclusión, salvo los casos de Suecia y Alemania que han albergado la mayor cantidad de refugiados. Esta semana fue cerrada la ruta de los Balcanes lo que limita toda esperanza de que los inmigrantes lleguen a Alemania o a los países escandinavos, Dinamarca aprobó una ley para confiscar bienes a los indocumentados, Hungría levantó vallas y envió tropas a sus fronteras, Austria construirá una cerca de 3,7 km para regular el flujo de personas.

“No es una crisis de refugiados, es de la Unión Europea. Creo que trasladar el foco de atención a los refugiados es erróneo, porque en este momento lo que presenciamos es una gran crisis de Europa”, explicó el profesor de la Universidad Pompeu Fabra de España, Ricard Zapata Barrero, politólogo especialista en inmigración.

“Se está develando que toda esta retórica que hay sobre una Unión Europea independientemente de sus Estados no es una realidad. Muestra que en la gestión del fenómeno de los refugiados hay una gran inoperancia práctica, pero también una gran prevalencia del interés nacional frente al humano. Ellos están simplemente huyendo de las bombas”, destacó Zapata.

Francesca Fontanini, responsable de comunicaciones de Acnur en América, sostuvo que a veces se piensa que al bloque comunitario le cuesta enfrentar esta crisis por un sentimiento de discriminación o xenofobia, pero hay conciencia de que cada Estado debe tomar medidas de seguridad y eso se puede hacer, pero respetando las obligaciones del derecho humanitario.

Fontanini aseguró que la gente continuará escapando porque el conflicto en Siria no cesará en los próximos años. “La situación de desborde se veía desde el año pasado. Acnur insistió mucho a la UE en tomar acciones. La situación que estamos viviendo es porque se irrespetó el compromiso de 2015”, añadió.

“Necesitamos urgentemente un firme liderazgo y visión por parte de los dirigentes europeos. Si se aborda la situación de manera adecuada podemos evitar un fracaso colectivo”, advirtió Fontanini, quien considera que la UE debe establecer un sistema de asilo claro, transparente y aumentar el número de asentamientos para los refugiados.

Para Zapata, Bruselas debería crear y usar mecanismos de tiempos de guerra, entre esos darle importancia a nuevos actores dentro de la UE como las organizaciones no gubernamentales. “Las ONG están trabajando duro en los campos de refugiados con sus propios mecanismos sin ninguna ayuda de la Unión Europea, incluso el bloque está criminalizando las acciones de estas organizaciones. Es el colmo del cinismo de lo que estamos viviendo”, afirmó el politólogo. 

El Dato

Turquía es uno de los países que recibe más refugiados y que ha hecho un esfuerzo y contribución en esta materia, según Francesca Fontanini de Acnur. No obstante, para Ricard Zapata, especialista en inmigración, el presidente Recep Tayyip Erdogan capitaliza el momento y utiliza a los refugiados para hacer geopolítica: “Ha encontrado su oportunidad de hacer valer su poder frente a Europa y reclamar lo que en tantos años se le ha hecho difícil que es su adhesión a la UE”. 

Cifras

897.645 solicitudes de asilo entre abril 2011 y diciembre 2015 en Europa

146.996 inmigrantes de varias nacionalidades cruzaron el peligroso trayecto por mar en 2016

440 personas están perdidas o murieron en 2016

137.056 inmigrantes han llegado a Grecia este año