• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La Eurocámara entregará premio Sajarov al disidente cubano Guillermo Fariñas

Guillermo Fariñas, disidente cubano | EFE

Guillermo Fariñas, disidente cubano | EFE

El presidente del parlamento europeo, Martin Schulz, le entregará el premio en un acto el 3 de julio en la cámara en Estrasburgo, anunció este jueves

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El disidente cubano Guillermo Fariñas recibirá el miércoles el Premio Sajarov por la libertad del pensamiento, que le fue concedido por el parlamento europeo en 2010 pero que nunca pudo recibir por no contar con la autorización gubernamental para salir de la isla, indicó la Eurocámara en un comunicado.

El presidente del parlamento europeo, Martin Schulz, le entregará el premio en un acto el 3 de julio en la cámara en Estrasburgo, anunció este jueves. El disidente cubano -que ha protagonizado 23 huelgas de hambre para protestar contra la represión de las autoridades cubanas contra los opositores al régimen de los hermanos Castro- podrá recibir el premio tras la reforma migratoria en Cuba, que suprimió las restricciones que durante medio siglo impedían a los cubanos viajar fuera de la isla. Galardonado como "luchador de la libertad y los derechos humanos", Fariñas, quien en 2010 fue homenajeado en la ceremonia en Estrasburgo con una silla vacía, es el tercer opositor cubano en recibir el galardón, después de Oswaldo Payá en 2002 y las Damas de Blanco, esposas de presos políticos, en 2005.

Durante una prolongada huelga en 2010, durante la mayor parte de la cual estuvo en un hospital, el disidente, quien dice tener "vocación de mártir", rechazó ofertas de asilo de España. Considerado por el Gobierno -al igual que todos los disidentes- como "mercenario" de Washington, este psicólogo mulato, alto y extremadamente delgado, fue acusado en el diario oficial Granma de transitar "de una posición afín a la revolución a una conducta antisocial", en la que se le atribuye la agresión a un anciano. A mediados de abril, las Damas de Blanco cubanas recogieron finalmente el Premio Sajarov que el parlamento europeo les otorgó en 2005. Las Damas de Blanco, un grupo formado por esposas y familiares de los 75 disidentes detenidos en la "primavera negra" de 2003 y condenados a largas penas de prisión, acudieron a recibir el premio representadas por la líder del grupo, Berta Soler, Belkis Cantillo Ramírez y Laura Labrada Pollán, hija de la histórica responsable del grupo, Laura Pollán, quien falleció en 2011 a los 63 años debido a un paro cardiaco. A Payá, fallecido en julio de 2012, el permiso de salida le fue denegado en un primer momento mientras gobernaba Fidel Castro, pero finalmente pudo viajar a recibirlo en diciembre de 2002.

Muchos cubanos, incluidos varios disidentes, solicitaron pasaporte después de que el presidente Raúl Castro pusiera en vigor el 14 de enero una largamente esperada reforma migratoria, que suprimió las restricciones para viajar que pesaron sobre los cubanos durante medio siglo. Los últimos del grupo de los 75 que seguían presos fueron liberados en 2010 y 2011 como fruto de un inédito diálogo entre la Iglesia católica y el presidente Raúl Castro, quien sustituyó a su hermano enfermo Fidel en julio de 2006. La mayoría de ellos vive actualmente en España. La bloguera opositora Yoani Sánchez y Orlando Pardo o los jóvenes Eliecer Avila y Rosa María Payá -hija de Oswaldo Payá- emprendieron viajes tras la reforma migratoria aprobada en octubre.

El Premio Sajarov para la Libertad de Conciencia, llamado así en honor del científico y disidente soviético Andréi Sajarov, fue establecido en diciembre de 1985 por el parlamento europeo como un medio para homenajear a personas u organizaciones que han dedicado sus vidas o acciones a la defensa de los derechos humanos y a las libertades. Además de los opositores cubanos, personajes como Nelson Mandela, la organización argentina Madres de la Plaza de Mayo, y el grupo Basta Ya, opuesto a la organización independentista armada vasca ETA, han sido galardonados con el premio, que incluye una compensación de 50.000 euros.