• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Esposa de Hollande confiensa que a Michelle Obama le costó adaptarse a su rol

La primera dama de EE UU, Michelle Obama / AFP

La primera dama de EE UU, Michelle Obama / AFP

Valérie Trierweiler, primera dama de Francia, dijo que le ha costado mucho adaptarse a su cargo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Valérie Trierweiler aseguró hoy que sentirse cómoda en su rol como primera dama de Francia le ha llevado tiempo, pero reveló que incluso a Michelle Obama le costó adaptarse a ese papel.

En la recepción que la esposa del presidente de EEUU, Barack Obama, ofreció a las parejas de los mandatarios del G8 en mayo de 2012, según contó Trierweiler en una entrevista en la cadena de televisión "France 5", las dos tuvieron la oportunidad de profundizar sobre sus actividades y sobre "la manera en que cada una es percibida".

"El primer año también fue difícil para ella. Renunció a una carrera muy buena. Es difícil adaptarse a una nueva vida y a las expectativas", confesó en el programa "C à vous", en el que añadió que la primera dama estadounidense le dijo que en Estados Unidos no habría podido seguir ejerciendo el periodismo.

Trierweiler, que en los primeros meses tras la victoria de François Hollande en las elecciones presidenciales de 2012 destacó sobre todo por sus pasos en falso, señaló hoy que intenta hacer "como si nada hubiera cambiado", pero que es precisamente eso lo que origina problemas porque la mirada del resto de la gente sobre ella sí lo ha hecho.

"Al principio seguía llevando mi ropa de todos los días y recibí muchas críticas. Ahora se me reprocha caer en el lujo", indicó Trierweiler, quien agregó: "No te puedes preparar" para todo lo que supone ser primera dama "porque es algo único".

La pareja de Hollande defendió igualmente que "no hay razón" para que aparezca en ciertos medios porque no tiene "nada que vender" y subrayó que si algo la define como persona, más allá de su profesión o de su actual cargo, es el hecho de ser madre de tres hijos.

"Me sigo ocupando de su ropa sucia, aunque no estaría mal que lo empezaran a hacer ellos", bromeó en el programa, en el que admitió que intentar llevar una vida normal, como "lavar los platos de vez en cuando" en su propia casa, le sienta bien