• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Especie de chipo sigue amenazando países de Centroamérica

El chipo, causante de la enfermedad de Chagas | William Dumont

El chipo, causante de la enfermedad de Chagas | William Dumont

Un insecto trasmisor del mal de Chagas sigue amenazando en Centroamérica, según un experto japonés en El Salvador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pese a que en Centroamérica se erradicó en 2012 la chinche Rhodnius prolixus, su variedad centroamericana, Triatoma dimidiata, continúa infectando a la población con el microorganismo que transmite el mal de Chagas, dijo hoy un experto japonés en El Salvador.

Virtualmente erradicada la Rhodnius prolixus, aún "la Triatoma dimidiata está bastante prevalente en toda Centroamérica", dijo a Efe Ken Hashimoto, asesor regional de control de Chagas en Centroamérica de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

El experto brindó estas declaraciones tras participar, junto a autoridades sanitarias, en la inauguración del primer congreso nacional de prevención y control de esta enfermedad en El Salvador, que se realizó en el marco del Día Nacional de Chagas.

Hashimoto agregó que, tras proclamarse en 2012 su erradicación, este año sólo se ha identificado en Centroamérica, específicamente en Nicaragua, la presencia de Rhodnius prolixus, que es el principal vector de trasmisión del Chagas en la región.

Sin embargo, el porcentaje de viviendas infestadas por la chinche nativa (Triatoma dimidiata) persiste en la región y alcanza en El Salvador el 11%; en Honduras el 3,2% y en Guatemala el 1,9%, según datos de la JICA.

"La distribución de este insecto es más seria en este país (El Salvador) que en otros", destacó Hashimoto.

La JICA trabaja en la prevención de esta enfermedad en Centroamérica desde el año 2000, principalmente en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua.

En El Salvador se han reportado 223 casos agudos de Chagas en los últimos cinco años y 60 casos crónicos en 2011, indicó durante la inauguración del congreso José Ruales, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el país.

Detalló que la mayoría de los casos corresponde a los departamentos occidentales de Santa Ana, Ahuachapán y Sonsonate.

En este país "el 2 % de los donantes de sangre, de alrededor de 95.000 donantes anuales, son seropositivos para la enfermedad de Chagas, es decir que tuvieron esta enfermedad y en algunos casos puede estar activa", advirtió.

Sin embargo, aclaró que El Salvador "va por buen camino" en el combate de la enfermedad y que se espera que la transmisión domiciliar de la misma sea reducida a menos del 1 % este año.

El mal de Chagas es una enfermedad que es causada por el parásito Trypanosoma cruzi (transmitido por la chinche), que se aloja en tejidos musculares como el corazón, donde causa arritmia.

Sus síntomas son similares a los de la gripe, aunque también tiene una fase crónica que se manifiesta años más tarde y puede llevar a la muerte.

"Se estima que entre 6 y 8 millones de personas están infectadas por el Trypanosoma cruzi en las Américas", señaló Ruales.

Destacó que anualmente se registran en las Américas "unos 28.000 casos nuevos" de esta enfermedad, que también "posee una importante prevalencia, incidencia oculta que pasa desapercibida a los sistemas de atención", reconoció.