• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Españoles votaron por un cambio consensuado en comicios regionales

Se elegirán los gobiernos de 13 de 17 comunidades autónomas | Foto EFE

Foto EFE

El avance de Podemos y de Ciudadanos es significativo, pero su acceso a los gobiernos regionales dependerá de los acuerdos que logren con los partidos tradicionales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los resultados de las elecciones regionales del domingo en España supusieron una derrota sin precedentes para los partidos tradicionales y convirtieron los movimientos políticos emergentes en socios necesarios para gobernar, aunque sin el músculo suficiente para imponer sus propuestas.

El Partido Popular (actualmente en el gobierno) y el Partido Socialista Obrero Español (principal de oposición) siguieron como los dos más votados, pero no lograron mayoría absoluta en ninguna de las 13 comunidades autónomas que sufragaron y deberán buscar alianzas.

Podemos y Ciudadanos, por su parte, sumaron una tajada importante de los votos con su discurso de cambio, aunque tendrán que ponerse de acuerdo con los partidos tradicionales si quieren entrar en gobiernos regionales, cuestión que probablemente los obligará a moderar algunas de sus ideas.

“El resultado ha sido la pérdida del PP de sus mayorías absolutas y la imposibilidad del PSOE de avanzar. Podemos y Ciudadanos han conseguido que el bipartidismo se tambalee aunque ellos quedan muy por detrás en términos porcentuales”, resumió El País en la reseña de los comicios.

“Sería engañoso interpretar lo sucedido como la revolución que algunos anunciaban, pero sería igualmente un error restar trascendencia al fuerte mensaje de cambio que estos resultados suponen”, agregó el diario en su editorial de ayer.

 

Aprendizaje para todos. La internacionalista Elsa Cardozo, profesora de la Universidad Central de Venezuela, dice que los resultados son un aprendizaje tanto para los partidos tradicionales como para los emergentes. “El mensaje es claro: los votantes exigen una nueva manera de hacer política”.

Cardozo explica que el reto del PP y del PSOE –que por décadas se han alternado en el poder– es analizar bien cómo recuperar la confianza de los votantes. “No pueden seguir cifrando su éxito en el fracaso ajeno o en el temor al otro, sino en proponer ideas”.

En el caso de Podemos y Ciudadanos, la internacionalista dice que el mensaje de los votantes es contra los radicalismos. “Si la idea es devolver la confianza en la política, lo que les conviene a todos, deben buscar acuerdos, concertación y diálogo con buena fe y transparencia”.

Analistas españoles consultados por la AFP coincidieron con Cardozo. “La ciudadanía está preparada para esta nueva cultura política de negociación, pacto y acuerdo. Los que aparentemente no lo están son los políticos”, declaró José Juan Toharia, director de Metroscopia.

El politólogo José Ignacio Torreblanca explicó que incluso a las formaciones emergentes parece costarles adoptar el sistema de pactos porque en España el partido más votado considera que tiene derecho a gobernar.

Lo cierto es que la ausencia de mayorías absolutas hace que el mapa político definitivo dependa de los acuerdos postelectorales y que los partidos deban dedicar los próximos días a negociar en ese sentido.