• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Español que mató y quemó a sus hijos por vengarse de su esposa es condenado a 40 años

El jurado popular del tribunal de Córdoba, integrado por siete mujeres y dos hombres, reconoció el pasado 12 de julio que Bretón, de 41 años, era culpable del asesinato de sus dos hijos, al término de un juicio que conmocionó al país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El español José Bretón ha sido condenado este lunes a 40 años de cárcel por el asesinato, en octubre de 2011, de sus dos hijos, Ruth y José, de 6 y 2 años, para vengarse de su esposa que quería divorciarse.

El jurado popular del tribunal de Córdoba (sur), integrado por siete mujeres y dos hombres, reconoció el pasado 12 de julio que Bretón, de 41 años, era culpable del asesinato de sus dos hijos, al término de un juicio que conmocionó al país.

“El acusado concibió la idea de dar muerte a los niños como venganza contra su esposa”, cuando ésta le comunicó en septiembre de 2011 que había decidido poner fin al matrimonio y vivir en Huelva (sur) con los hijos de ambos, reza el fallo de la justicia divulgado este lunes.

El tribunal destaca la “personalidad refractaria a la frustración” y el “carácter rencoroso” de Bretón, que asistió impasible al juicio.

El presidente del tribunal, Pedro Vela, de acuerdo con el jurado, condenó al padre de familia como “autor criminalmente responsable de dos delitos de asesinato, con la concurrencia en ambos de la circunstancia agravante de parentesco, a las penas, por cada asesinato, de veinte años de prisión”.

Los dos pequeños desaparecieron el 8 de octubre de 2011 cuando se encontraban con el padre, que aseguró que los había perdido en un parque de Córdoba.

Rápidamente, las investigaciones se centraron en el entorno de Bretón, que fue detenido el 18 de octubre.

El 8 de enero, en plenas diligencias policiales, la madre de los niños Ruth Ortíz, acusó públicamente a su marido de asesinar a sus hijos.

“Tiene que decir la verdad. Es el responsable de la desaparicion de mis hijos y tiene que hablar”, dijo la madre en una manifestación para reclamar el esclarecimiento de la suerte de Ruth y José, tres meses después de su desaparición.

En 2012 se determinó que los huesos que habían sobrevido a una fotaga realizada en la finca Las Quemadillas, un terreno perteneciente a la familia de José Bretón, eran humanos y correspondían con la edad de los niños. La justicia estableció que el padre les había administrado tranquilizantes, aunque se desconoce si cuando fueron incinerados estaban todavía con vida.