• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Español detenido por narcotráfico en el Caribe tiene antecedentes etarras

Un portavoz de la Dirección Nacional de Investigaciones Aduaneras (Dnred) de Francia en Martinica contó a EFE que los dos españoles -de los que no comunicó su identidad- tenían antecedentes en España por narcotráfico y uno, además, por terrorismo etarra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Uno de los dos españoles que, junto a un venezolano, fueron arrestados por las aduanas francesas en aguas del Caribe el pasado miércoles cuando navegaban en un velero con 2,25 toneladas de cocaína, tiene antecedentes por haber pertenecido a ETA en los años 80 del siglo pasado.

Un portavoz de la Dirección Nacional de Investigaciones Aduaneras (Dnred) de Francia en Martinica contó a Efe que los dos españoles -de los que no comunicó su identidad- tenían antecedentes en España por narcotráfico y uno, además, por terrorismo etarra.

Junto con el venezolano con el que iban en el "Silandra" cuando fueron capturados por dos barcos franceses en aguas internacionales, a unos 220 kilómetros de la Martinica, fueron trasladados a esta isla francesa de las Antillas, donde deben ser presentados ante un juez con vistas a su inculpación y su ingreso en prisión.

Teniendo en cuenta la gran cantidad de droga que llevaban a bordo del velero, al que habían puesto una bandera de Estados Unidos que no le correspondía -en realidad no hay constancia de que el "Silandra" esté registrado en país alguno-, podrían enfrentarse a penas de entre 10 y 20 años de cárcel.

El portavoz de la DNRED indicó que "probablemente" el destino de la cocaína era España, y que aunque no saben de forma certera el punto de partida, se trató de algún país "del sur del Caribe".

La operación fue el resultado de dos años de trabajo en el que con las aduanas francesas colaboraron el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado de España (CICO) y la Agencia Nacional para la Delincuencia del Reino Unido (NCA).

Para los aduaneros franceses, se trata de la mayor incautación de cocaína de su historia, ya que su récord hasta ahora databa de 2010 y había sido de 1,4 toneladas, también en el Caribe. Durante todo el pasado año requisaron 6,6 toneladas de esta sustancia.