• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

España suspende venta de material antidisturbio a Venezuela

La suspensión de la venta es una medida unilateral ya que no existe ningún embargo internacional a Venezuela | Foto Leonardo Noguera

La suspensión de la venta es una medida unilateral ya que no existe ningún embargo internacional a Venezuela | Foto Leonardo Noguera

El diario El País expuso que Caracas es uno de los principales clientes de las empresas españolas del sector

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno de España suspendió cautelarmente y por tiempo indefinido la exportación de material antidisturbio a Venezuela, ante la espiral de violencia y protestas que vive el país desde el 12 de febrero, según el diario El País de España.

La nota destacó que la decisión fue adoptada el 6 de marzo por la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y Doble Uso, en la que están representados los departamentos de Asuntos Exteriores, Defensa, Interior y Hacienda, pero no se ha hecho pública.

Se trata de una medida unilateral ya que no existe ningún embargo internacional a Venezuela. “La JIMDUU evalúa una serie de criterios a la hora de autorizar las ventas de material militar, policial o de doble uso y uno de ellos alude a situaciones de inestabilidad interna y a la posibilidad de que este pueda ser empleado para la represión”, reseñó el rotativo.

El País expuso que Venezuela es uno de los principales clientes de las empresas españolas que fabrican este material y que en el primer semestre del 2013 (último periodo del que existen estadísticas oficiales) compró colorantes para la fabricación de artificios pirotécnicos no letales por un valor de 16.016 euros. “Los contratos aprobados y pendientes de ejecución al 1 de julio ascendieron a 2,6 millones, más de 50% del total autorizado para todo el mundo de estos equipos”, acotó el diario.

El gobierno de Venezuela en 2012 compró material policial de fabricación española por 449.624 euros, correspondientes a “despieces inertes para fabricar artificios pirotécnicos no letales, aerosoles de defensa con pulsador y retardos”. La nota subrayó que los compradores fueron las fuerzas de seguridad de Venezuela.