• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

España reitera disposición al diálogo con Venezuela

Soraya Sáenz de Santamaría afirmó que España mantiene una postura “respetuosa con la institucionalidad democrática” de Venezuela | Foto EFE / Archivo

Soraya Sáenz de Santamaría afirmó que España mantiene una postura “respetuosa con la institucionalidad democrática” de Venezuela | Foto EFE / Archivo

La vicepresidente, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que es posible conversar a pesar de las diferencias 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

España dijo que se mantiene abierta al diálogo con Venezuela pese a la reciente escalada diplomática entre ambos países, pero reiteró que no tolerará descalificaciones, después de que el gobierno del presidente Mariano Rajoy llamó a consultas a su embajador en Caracas en señal de protesta por declaraciones del mandatario Nicolás Maduro.

“Siempre estaremos dispuesto a conversar con cualquier gobierno más allá de nuestras diferencias con un diálogo constructivo, pero sobre la base del respeto recíproco”, afirmó la vicepresidente, Soraya Sáenz de Santamaría, en rueda de prensa luego del Consejo de Ministros.

La funcionaria precisó que en la reunión no se abordó la tensión en las relaciones entre Madrid y Caracas, pero aclaró que es un asunto del que el gobierno está “muy pendiente” y en el que España mantiene una postura “respetuosa con la institucionalidad democrática” de Venezuela.

Sáenz de Santamaría señaló que la iniciativa del Congreso de los Diputados a favor de los opositores encarcelados, como Leopoldo López y Antonio Ledezma, no es incompatible con la relación institucional entre países y pueblos. Añadió que en numerosas ocasiones han manifestado su preocupación por esa situación.

“Nuestro deseo es mantener las mejores relaciones posibles con el gobierno de Venezuela no solo por el tema empresarial, sino porque nos unen vínculos personales e históricos. Pero tampoco podemos aceptar determinadas posiciones y calificaciones con respecto al gobierno de España o al pueblo español”, agregó.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ya había asegurado el jueves que España no quiere “en absoluto” romper relaciones con Venezuela ni mantener la actual escalada de tensión.


Sin respuesta. El llamado a consultas del embajador de Madrid en Caracas se produjo luego de que Maduro afirmó el martes que Rajoy forma parte de “un grupo de bandidos, corruptos y ladrones” y lo acusó de apoyar el terrorismo en Venezuela y estar detrás de una conspiración para derrocar  su gobierno.

“Los calificativos que usan las autoridades, nunca el pueblo venezolano, son absolutamente intolerables. Teniendo en cuenta lo que se ha producido y el grado de irritación verbal que he visto en el presidente Maduro, he decidido convocar a consultas a nuestro embajador en Caracas”, informó entonces García-Margallo.

El Ministerio de Asuntos Exteriores expresó, en un comunicado, su “firme rechazo a la escalada de insultos, calumnias y amenazas dirigidas contra España y sus instituciones, contra el jefe del Ejecutivo español (Rajoy) y contra los expresidentes Felipe González y José María Aznar”.

En respuesta, la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció que prepara acciones en distintos órdenes. Hasta ahora, sin embargo, no se ha anunciado ninguna medida. Caracas tampoco ha respondido a las manifestaciones a favor del diálogo bilateral que Madrid ha hecho en los últimos días.

Gobierno permitirá visitas anticorrupción de la OEA
El gobierno de Venezuela confirmó esta semana a la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos su anuencia para recibir visitas in situ como parte de la quinta ronda del Mecanismo de Seguimiento de la Implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción (Mesicic). El país ya fue visitado el año pasado y los resultados constan en la cuarta ronda de análisis.

En esta quinta ronda, el mecanismo evaluará los avances dados por los Estados en temas relacionados con la transparencia en los sistemas para la contratación de funcionarios públicos y la adquisición de bienes y servicios; la protección de quienes denuncien de buena fe actos de corrupción; así como la implementación de otras disposiciones de la Convención para prevenir la corrupción.

Además de Venezuela, Antigua y Barbuda, Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Suriname, Trinidad y Tobago y Uruguay también han comunicado sus anuencias para la realización de las correspondientes visitas in situ.