• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

España registra nuevo récord de desempleo

La desocupación afecta a 27,16% de la población activa y atiza un malestar social que este jueves llevó a cerca de dos mil personas a manifestar para pedir la dimisión del gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El desempleo en España volvió a subir en el primer trimestre, afectando al 27,16% de la población activa y atizando un malestar social que este jueves llevó a cerca de dos mil personas a manifestar para pedir la dimisión del gobierno.

Un año después de aplicar una flexibilización del mercado laboral para fomentar la contratación, España, inmersa en una recesión que amenaza con alargarse durante 2013, registró en los primeros tres meses 6.202.700 parados, 237.400 más que en el trimestre anterior, según cifras oficiales publicadas este jueves.

Muestra significativa de la "fractura social" de la que alertan todas las organizaciones humanitarias es el número de familias con todos sus miembros en paro, que ya son 1.906.100 sobre un total de 17 millones en una población de 47 millones de habitantes.

Una de las caras más trágicas de esta situación la sufren los jóvenes del país, con una tasa de paro de 57,22% entre los 16 y 24 años, contra 55,13% en el trimestre precedente, lo que empuja a muchos de ellos, la mayoría con títulos universitarios, a emigrar al extranjero para buscar trabajo.

Con pancartas en las que podía leerse "6,2 millones de razones", recordando ese número récord de desempleados, entre mil y dos mil manifestantes, en su mayoría jóvenes, se congregaron por la tarde cerca de la cámara baja del Parlamento español, convocados en las redes sociales bajo la consigna "Asedia el Congreso".

Un imponente dispositivo de 1.400 agentes se había desplegado para la protesta, convocada por una coordinadora que llamó a la "rebelión popular" para que dimita el gobierno del conservador Mariano Rajoy y se disuelva el Parlamento.

Las principales organizaciones englobadas en el movimiento social de 'los indignados' se habían desvinculado de esta manifestación, que terminó con enfrentamientos.

Equipados con cascos y escudos, los antidisturbios cargaron a golpes de porra contra los manifestantes después de que varias decenas de ellos les lanzasen botellas, petardos y bengalas.

Los incidentes se saldaron con 29 heridos, 13 de ellos policías, y 15 detenidos, entre ellos un menor de nacionalidad ecuatoriana que, según un portavoz, llevaba en su mochila elementos para fabricar un explosivo casero.

Por la mañana la policía había arrestado a cuatro jóvenes "integrantes de grupos anarquistas" cuando "pretendían provocar incendios en la capital", según el ministerio del Interior, y a 11 personas que se habían encerrado en un edificio de la Universidad Complutense de Madrid antes de ir a la protesta.

A la cifra récord de desempleo de España, segunda más elevada de la Unión Europea justo detrás de Grecia (27,2% en enero), se sumó el jueves el mal dato del empleo en Francia, que en el mes de marzo vio la destrucción de 36.900 puestos de trabajo llevando su número de desocupados a 3,224 millones.

Francia sumó así 23 meses consecutivos de desempleo creciente y superó su récord precedente, que se remontaba a 1997 (3,195 millones de desempleados).

Mientras tanto España se preparaba para más medidas de austeridad: el ejecutivo de Rajoy, en el poder desde diciembre de 2011, debía anunciar el viernes nuevas reformas económicas que, afirmó el jefe de gobierno, no conllevarán recortes tan drásticos como los del año pasado, en que se inició un plan de ajuste de 150.000 millones de euros hasta 2014.

La mala situación del mercado laboral español, acusado de un desempleo endémico que en tiempos de bonanza económica apenas bajó del 8%, se agudizó en el último trimestre de 2012 con un aumento de 187.300 parados, superando el 26,02% de la población activa a final de diciembre.

La galopante progresión persistió entre enero y marzo, pese a las garantías dadas el miércoles por Rajoy de que el crecimiento del desempleo en este primer trimestre sería "el menor de los últimos años".

La situación fue descrita como "dramática" por la secretaría de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, quien formuló su deseo de que España "vuelva a ser pronto un país de oportunidades para todos".