• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

España: “No queremos romper con Venezuela”

Felipe González formará parte del equipo de defensa de Leopoldo López | Foto Archivo El Nacional

Felipe González afirmó que continúa con sus planes de visitar el país | Foto Archivo El Nacional

El ministro de Exteriores dijo que su país no desea continuar  la tensión con Caracas, pero que “Madrid responderá si es agredida” 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, declaró que la intención de su país no es romper relaciones con Venezuela, pero que “España responderá si es agredida porque la dignidad nacional está por encima de todo”.

“No es nuestro propósito seguir en esta escalada y no es nuestro propósito romper relaciones con Venezuela”, dijo el ministro en un foro informativo en Madrid: “Creo que hemos manifestado una extraordinaria prudencia hasta que las aguas han llegado a un límite en el que ya ha habido que hacer una manifestación muy concreta”.

El canciller manifestó su voluntad de no tensar más la cuerda, pero justificó la llamada a consultas del embajador de España en Venezuela, Antonio Pérez Hernández, por “respeto a la dignidad nacional”.

Margallo aseveró que esto no es en absoluto un conflicto con el pueblo venezolano, sino con su gobierno, un conflicto que España no ha empezado. “Lo único que podemos hacer es responder cuando se nos agrede e intentar explicar cuál es nuestra posición”, añadió.

El gobierno venezolano, señaló García-Margallo, “no puede esperar que España acepte estas agresiones contra el Congreso, el gobierno y los ex presidentes Felipe González y José María Aznar, con la callada por respuesta. Que tampoco esperen que sigamos fomentando la escalada, porque no es del interés de nadie”. 


Persona non grata. El ministro también defendió al ex presidente del gobierno español Felipe González, a quien la Asamblea Nacional venezolana declaró persona non grata, y dijo que le parece “muy bien y muy loable” que se haya ofrecido a colaborar en la defensa de los opositores venezolanos encarcelados Leopoldo López y Antonio Ledezma.

González espera que esa medida no le impida entrar a Venezuela a mediados de mayo, y agregó que sigue adelante con sus planes de presentarse a defender a los dirigentes.

“Si el Ejecutivo venezolano decide no permitirme la entrada está violando mis derechos de recorrer ese país, pero no quiero provocar un escándalo ni haré un espectáculo en la frontera”, señaló.

Apuntó que si es ratificada esa declaración, acudirá a instancias internacionales. “Para mí la lucha por la libertad es una prioridad", remarcó González, y enfatizó: “No puedo traicionar mi propia biografía”.

El ex presidente del gobierno español José María Aznar también expresó  su solidaridad con González, su predecesor en el cargo. “Plena solidaridad con cualquier persona que lo pase mal en Venezuela o esté siendo atacado en estos momentos injustamente por el gobierno, incluido mi predecesor”, afirmó Aznar en una rueda de prensa en Ciudad de México. 

Aznar se remitió a la Declaración de Panamá y dijo que este documento no tiene precedentes. De acuerdo con el ex presidente, la declaración alerta sobre la severa crisis democrática que existe en Venezuela y exige soluciones negociadas como la libertad de los presos políticos y garantías para las próximas elecciones.

Entretanto, los ex presidentes Julio María Sanguinetti de Uruguay,  Fernando Henrique Cardoso de Brasil y Ricardo Lagos de Chile expresaron su preocupación por la decisión del Parlamento venezolano de declarar persona non grata a González y le manifestaron su apoyo al político, según una nota difundida.

“Declaramos que nos sentimos también –en lo personal– profundamente afectados por esa decisión”, dice el texto suscrito por los tres ex mandatarios. Y agrega: “También reivindicamos nuestro derecho a coadyuvar en la defensa de líderes políticos que están injustamente presos”.

A favor del entendimiento
El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, abogó ayer por un entendimiento entre España y Venezuela, luego de los desencuentros políticos de ambos países en las últimas semanas.

El canciller español, José Manuel García-Margallo, dijo que su “capacidad de seducción” en el Caribe está prácticamente agotada y le pidió ayuda a Temer, puesto que “el tango necesita de dos para ser bailado”, en referencia a que Venezuela también tendría que poner de su parte.

Agregó que en Brasil “cuando dos personas se entienden bailan samba” y se mostró esperanzado de que su país y las demás naciones, como los miembros de la Unasur, “permitan que España y Venezuela bailen juntos”.

“Creo que España se ha comportado de una forma muy adecuada”, afirmó Temer, y reconoció que “l ministro de Exteriores de España habla de forma muy fraternal sobre Venezuela”.

Declaró que Brasil y Ecuador están hablando con las autoridades venezolanas para suavizar la relación internacional de Venezuela con España.