• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

España estudia abandonar su polémica reforma del aborto

El Ejecutivo de Rajoy había aprobado en diciembre un anteproyecto para reemplazar la ley de 2010 que actualmente autoriza el aborto en España hasta las 14 semanas de gestación / AFP

El Ejecutivo de Rajoy había aprobado en diciembre un anteproyecto para reemplazar la ley de 2010 que actualmente autoriza el aborto en España hasta las 14 semanas de gestación / AFP

Bajo el lema "No más plazos sin cumplir. Derogación del aborto ya", este grupo convocó una Marcha por la Vida para el 21 de septiembre en Madrid

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno de Mariano Rajoy "se inclina por aparcar definitivamente" la controvertida reforma de la ley del aborto, que suscita duras críticas incluso en las filas de su propio partido, aseguró este sábado el diario El Mundo.

"El ejecutivo se inclina por aparcar definitivamente el polémico anteproyecto ante la falta de consenso interno", afirmaba el diario, citando a fuentes del Gobierno y del Partido Popular.

"Otros interlocutores son aún más contundentes: 'Esa ley nunca llegará al Parlamento'", agregaba, recordando que la reforma, varias veces aplazada pese a figurar en el programa electoral del PP en 2011, debía llegar a la cámara este mes de septiembre, según el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. No fue posible contactar este sábado con el ministerio de Justicia para obtener una reacción.

Los que sí respondieron inmediatamente fueron los antiabortistas. "Si la decisión última del Gobierno es abandonar una de sus más importantes promesas electorales estamos sin lugar a dudas ante una triple traición", contra "los niños que son abortados", contra "los propios principios del Partido Popular" y contra "su electorado", afirmó la portavoz de la plataforma Derecho a Vivir, Gádor Joya.

Bajo el lema "No más plazos sin cumplir. Derogación del aborto ya", este grupo convocó una Marcha por la Vida para el 21 de septiembre en Madrid.

El Ejecutivo de Rajoy había aprobado en diciembre un anteproyecto para reemplazar la ley de 2010 que actualmente autoriza el aborto en España hasta las 14 semanas de gestación y, en caso de malformación del feto, hasta las 22 semanas.

Dicho texto sólo permitía la interrupción del embarazo en dos casos: cuando dos médicos distintos certifiquen que existe un peligro para la vida o la salud física o psíquica de la madre, o en caso de violación siempre haya una denuncia previa ante la policía.

No lo permitía, sin embargo, en caso de malformación del feto, lo llevó a varias figuras del PP a sumar sus críticas a las ya expresadas por la oposición de izquierda y las feministas. "Nadie puede negar a nadie su derecho a ser madre ni tampoco nadie puede obligar a nadie a serlo", afirmó en diciembre uno de los barones del partido, José Antonio Monago, presidente de Extremadura, quien pidió la suspensión de la reforma.