• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

España convoca al embajador de EE UU en Madrid por supuesto espionaje

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, anunció en Bruselas, tras la clausura de la cumbre de los líderes de la Unión Europea (UE), que ha pedido al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que convoque al embajador de Estados Unidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno español ha citado para el próximo lunes al embajador de Estados Unidos en Madrid, James Costos, para recabar información sobre el supuesto espionaje de su país a España.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, anunció en Bruselas, tras la clausura de la cumbre de los líderes de la Unión Europea (UE), que ha pedido al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que convoque al embajador de Estados Unidos.

Rajoy ha informado de esa decisión en la conferencia de prensa que ha ofrecido al término del Consejo Europeo, una cumbre de jefes de estado y gobierno de la UE que ha debatido sobre el supuesto espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense a 35 líderes mundiales tras las noticias publicadas al respecto.

El jefe del Ejecutivo español, pese a anunciar la convocatoria del embajador estadounidense en Madrid, ha querido dejar claro que, por el momento, no tiene constancia de que haya habido espionaje de Estados Unidos a dirigentes políticos españoles.

Para aclarar este asunto y saber lo que haya podido ocurrir es por lo que ha pedido a Margallo que convoque a Costos, ha explicado Rajoy, quien ha considerado que el espionaje no cabe entre países "socios y aliados".

"España y Estados Unidos somos países amigos y aliados y deseamos mantener unas relaciones lo más estrechas posibles", ha subrayado.

Preguntado por la posibilidad de que encargue una investigación al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Rajoy ha explicado que hasta que no tenga toda la información y una "total y absoluta certeza" de lo ocurrido no tiene previsto adoptar ninguna medida.

Una actitud que considera lógica ya que ha dicho que, por ahora, no sabe si pueden ser ciertas o no las informaciones sobre el supuesto espionaje a España.

"Yo soy el presidente del Gobierno, y cuando tome las decisiones las tengo que tomar muy fundamentadas", ha recalcado antes de insistir en que se decidirán los próximos pasos que dará el Ejecutivo en función de la información que vaya recibiendo

Ante el hecho de que Alemania y Francia hayan avanzado ya que se van a dirigir a Estados Unidos para intentar fijar un marco de actuación de los servicios de inteligencia y la posibilidad de que España se sume a ello, Rajoy dijo que ya se verá en su momento.

Al respecto, ha explicado que este tipo de cuestiones se adoptan de forma individual por parte de cada país en función de lo que considere oportuno cada uno de sus gobiernos.

"Las decisiones en materia de seguridad nacional no corresponden a la UE, sino que son competencia exclusiva de los estados miembros, y Francia y Alemania han decidido hacer una cosa y los demás podemos decidir hacer lo mismo o hacer otra cosa", ha reiterado.

En ese sentido, ha explicado que él no tiene la constancia que tiene la canciller alemana, Angela Merkel, de haber sido espiado y, por tanto, lo que ha de hacer ahora es recabar información y hacer todo lo posible para saber si algunas informaciones son ciertas total o parcialmente.

"Iremos informando puntualmente a la opinión pública de aquello de lo que se pueda informar", ha añadido.

El presidente del Gobierno español sí ha recalcado que el ordenamiento jurídico regula claramente el derecho a la privacidad de comunicaciones de todos los ciudadanos.

En Madrid, el ministro de Asuntos Exteriores explicó que el presidente del Gobierno le pidió que convocara a Costos para hablar del asunto del supuesto espionaje estadounidense y que el embajador ha sido citado el próximo lunes por la mañana para que dé "satisfacción" a las peticiones de información por parte de España.

"El Gobierno español ha hecho constar que esta práctica, de confirmarse, es absolutamente inaceptable e inadmisible entre gobiernos socios, amigos y aliados", subrayó García-Margallo al referirse al espionaje en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El jefe de la diplomacia española también añadió que la protección de la privacidad constituye "una línea roja muy difícil de asumir", y dijo que el embajador de España en Estados Unidos, Ramón Gil-Casares, sigue este tema "puntualmente".

En el ámbito de la UE, el ministro recordó la creación del comité de expertos para revisar la protección de datos acordado entre Estados Unidos y la Unión Europea tras las primeras revelaciones sobre los programas de espionaje estadounidense.