• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

España tilda de desafortunadas declaraciones de Maduro sobre Aznar

El ministro español de Defensa, Pedro Morenés/ Foto: ABC

El ministro español de Defensa, Pedro Morenés/ Foto: ABC

El mandatario venezolano pidió ayer que Aznar, presidente del gobierno español de 1996 a 2004, sea juzgado por la Corte Penal Internacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro español de Defensa, Pedro Morenés, calificó hoy de "profundamente desafortunadas" las declaraciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que responsabilizó al expresidente José María Aznar de la muerte de 1.200.000 iraquíes en 2003.

El mandatario venezolano pidió ayer que Aznar, presidente del gobierno español de 1996 a 2004, sea juzgado por la Corte Penal Internacional (CPI).

En declaraciones a la cadena de radio Onda Cero, Morenés afirmó que las consideraciones hechas por Maduro son muy "desafortunadas" porque el "respecto internacional es la base de cualquier tipo de sociedad civilizada".

Maduro propuso este lunes que sean juzgados en la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra todos los "imperialistas" que atacaron Libia, Irak y Siria y señaló, además de a Estados Unidos, al expresidente del gobierno español, José María Aznar.

De este modo, el presidente de Venezuela reiteraba lo dicho el pasado viernes cuando acusó a Aznar de ser el responsable de la muerte de 1.200.000 iraquíes en 2003, y precisó que no se retractaba "ni una coma" de sus palabras, al tiempo que apuntó que desde España no lo habían "desmentido".

Tras las declaraciones de la semana pasada, el ejecutivo español, a través del secretario de Estado para la Cooperación e Iberoamérica, Jesús Gracia, transmitió su malestar al encargado de negocios de Venezuela en Madrid, Julio García Jarpa, durante un breve encuentro en la del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El embajador de Venezuela en España fue llamado a consultas el pasado octubre "en el marco del proceso de revisión integral" de sus relaciones diplomáticas, después de que el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, recibiera a la esposa del opositor venezolano Leopoldo López, encarcelado en su país desde febrero.