• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

España considera "intolerables" los "insultos y amenazas" de Maduro

Maduro criticó ayer una resolución aprobada en el Congreso de los Diputados español en favor de la liberación de políticos venezolanos encarcelados y dijo que preparará un conjunto de "respuestas integrales" para "dar la batalla" a Madrid y para no "aguantar abusos, desprecios, racismo"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno español calificó de "intolerables" las últimas "declaraciones, insultos y amenazas" en su contra por parte del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y aseguró que este tipo de comentarios "no contribuyen a un mínimo entendimiento" entre los dos gobiernos.

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Gobierno explica que el director general de Iberoamérica, Pablo Gómez de Olea, trasladó hoy al embajador venezolano en Madrid, Mario Isea, el malestar y rechazo por las palabras de Maduro.

Maduro criticó ayer una resolución aprobada en el Congreso de los Diputados español en favor de la liberación de políticos venezolanos encarcelados y dijo que preparará un conjunto de "respuestas integrales" para "dar la batalla" a Madrid y para no "aguantar abusos, desprecios, racismo".

En el comunicado, Exteriores señala que las autoridades españolas "han sido y serán siempre respetuosas de la dignidad de las personas que ocupan cargos de gobierno en Venezuela".

Gómez de Olea ha trasladado el embajador venezolano que este tipo de declaraciones e insultos "no contribuyen a un mínimo entendimiento entre dos gobiernos que representan a dos pueblos unidos históricamente por estrechos lazos".

"El embajador de Venezuela ha tomado nota de estos mensajes y ha señalado que los comunicaría a sus autoridades", agrega el Gobierno.

La resolución del Parlamento español pide la puesta en libertad "inmediata" de opositores como Leopoldo López y el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, entre otros.

Nada más conocerse la aprobación el presidente de Venezuela criticó la resolución y dijo que quiere tener buenas relaciones con España y su Ejecutivo, aunque precisó: "¿Hasta cuándo vamos a aguantar abusos, desprecios, racismo?".