• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

España, cerrada por huelga

Huelga general en España / Reuters

Huelga general en España / Reuters

La paralización en contra de las medidas de austeridad logró el apoyo de 80% de los trabajadores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La huelga general convocada por los principales sindicatos de España en contra de los recortes presupuestarios aplicados por el Gobierno logró la paralización de 80%, un total de  9.185.000 trabajadores, según cifras aportadas por los propios líderes obreros. A pesar de ello, desde el Poder Ejecutivo que preside Mariano Rajoy se aseveró que no habrá marcha atrás en su política económica y su programa de ajustes.

Con el lema: “Nos dejan sin futuro, hay responsables, hay soluciones”, la paralización de trabajadores, la octava en democracia y la segunda contra el gobierno de Rajoy en un año, se inscribe en un momento crítico para la economía española, con casi seis millones de desempleados (26%), severos recortes presupuestarios, reducción de administraciones públicas y el drama de los desalojos de viviendas por impago de hipotecas, que se promedian en 523 por día. 

La jornada de brazos caídos fue secundada por organizaciones en 23 países de la Unión Europea que sufren rigores similares.

Los manifestantes llevaron pancartas, algunas de las cuales decía: “Rajoy, ladrón, devuélveme el turrón”, “Que le apliquen los recortes a las Cortes (Parlamento).

Una funcionaria se quejaba en la plaza de Sol: “No podemos seguir así. Los ciudadanos nos estamos ahogando y lo que pasa con la educación, la sanidad y los servicios públicos no lo podemos permitir".

En el Parlamento, el secretario general del Partido Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, llamó a unirse a la manifestación porque “los ciudadanos están cargados de razones para ir”. Lo hicieron diputados de otras formaciones de izquierdas con la vehemente queja del gobernante Partido Popular.

A las seis de la tarde hubo concentraciones en las principales ciudades españolas para hacer balances y discursos.

El secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, declaró que la convocatoria fue cumplida prácticamente en toda la península ibérica, un dato que para Cándido Méndez, líder de la Unión General de Trabajadores, se traduce en un éxito que les permite exigir "un cambio de rumbo en las políticas económicas", las cuales, recalcó, “nos llevan al precipicio”.

Santamarías abajo

La paralización se sintió mucho en el transporte público de Madrid. Los servicios mínimos que la dirigencia sindical  garantizó que se prestarían entre 25% y 40%, se vieron demasiado cortos.

El sector industrial fue también otro flanco fuerte de la huelga, que repercutió en grandes factorías de Cataluña, como las de Nissan, Opel y Seat, y en Navarra donde opera la Volkswagen. También los mercados centrales de Zaragoza, Sevilla y Asturias registraron una parálisis significativa.

El Ministerio del Interior cifró en110 los detenidos y 34 los heridos en enfrentamientos entre policías y piquetes de trabajadores que intentaron impedir el ingreso de compañeros a sus puestos de labor.

Los espacios de noticias y tertulias políticas mañaneros también desaparecieron de la programación habitual para dar paso a especiales o retransmisiones. Inclusive, el canal del Estado, TVE, pasó un documental de Los Beatles. Otras televisoras, así como teatros y museos de la ciudad bajaron las santamarías.

Mercamadrid, principal distribuidora de alimentos del país, detuvo sus servicios en su totalidad la noche del martes. Y en el aeropuerto de Barajas se cancelaron 202 vuelos hasta las 12.00 del mediodía.

Sin cambios

A pesar de eso, se notó cierta normalidad: bares y negocios abiertos, gente en la calle. La caída del consumo eléctrico fue de 15,8% frente a 21% de la huelga anterior. La Federación Nacional de Trabajadores Autónomos aseguró que solo uno de cada cinco de sus afiliados abandonó sus labores.

Rajoy dijo a la víspera desde Valencia que la huelga no tendría ningún efecto porque no haría cambiar el curso de su programa de reformas. Lo secundó  este miércoles su ministro de Economía, Luis de Guindos: “la hoja de ruta del Gobierno es la única alternativa posible. (La huelga) no es el camino adecuado para reducir la incertidumbre”.

El presidente de la principal organización empresarial, CEOE, Juan Rosell, dijo que la acción es "un torpedo contra la recuperación" económica de España. En general, se habla de pérdidas entre 2.000 y 4.000 millones de euros (Bs 11.190 – 22.380 millones).

Pero Julio Salazar, líder del sindicato USO, dejó colar que vendrán más acciones: “la huelga no es flor de un día”. En el Ayuntamiento de Madrid, Luis, un empleado de limpieza que fue a trabajar, concluía: "está demostrado que la huelga no sirve de nada".

El dato

Policías antidisturbios actuaron por la noche en Madrid para dispersar a un centenar de manifestantes agrupados junto a la Cámara baja del Parlamento, al finalizar la manifestación en la que participaron centenares de miles de personas contra la austeridad. La policía, con un fuerte dispositivo, respondió al lanzamiento de piedras, botellas y cohetones.