• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Escocia sigue en el Reino Unido pero exige más autonomía

El primer ministro británico David Cameron dijo en su alocución tras conocer los resultados que era el momento de unirse e ir adelante | Foto EFE

El primer ministro británico David Cameron dijo en su alocución tras conocer los resultados que era el momento de unirse e ir adelante | Foto EFE

El primer ministro David Cameron aseguró que daría más autonomía a Escocia, Gales e Irlanda del Norte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hubo divorcio, pero quedan las dudas. Escocia votó No a la propuesta independentista de separación del Reino Unido y se mantendrá en el Estado que se constituyó formalmente en 1707. De los 3 millones de votantes –84,5% del padrón–, 2 millones se decantaron por el No y 1,6 por el Sí.

El resultado de 55,3% a favor de la unión sobre 44,7% de la secesión evitó el terremoto político en Europa, que previno una caída económica de la libra esterlina o una reconfiguración de la OTAN, la Unión Europea y hasta el Consejo de Seguridad de la ONU por el nacimiento de la Escocia soberana.

La derrota en el referéndum fue la causante de la renuncia de Alex Salmond, primer ministro de Escocia y gran propulsor de la independencia. Pero, en la política muchas veces perdiendo se gana y lo que fue una diferencia mayor a la esperada en pro de la unión británica permitió al dirigente obtener beneficios.

En su discurso tras conocer la derrota Salmond aprovechó para hacer demandas: “Esperemos que Westminster cumpla con las promesas hechas al final de la campaña”.

Es tarea de Londres cumplir con todas esas prebendas de mayor autonomía y otorgar mayores poderes, en especial en materia económica, de impuestos y seguridad social, que concedieron a última hora ante el avance en las encuestas del Sí independentista.

En Londres, en el 10 de Downing Street, un aliviado primer ministro británico David Cameron estaba complacido por la democracia y por la unidad británica. Por menos de 400.000 votos el dirigente se salvó de pasar a la historia como el gobernante que perdió a Escocia.

“Ha llegado la hora de unirse e ir hacia delante”, dijo.

El conservador deberá plantearse ahora la negociación para dar más libertades y federalizar a un país que históricamente es dirigido desde el Parlamento de Westminster.

Cameron ya se comprometió a dar más autonomía de la que le ofrece hoy Londres.

“Al igual que Escocia tendrá más poder sobre sus asuntos, los pueblos de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte deben tener un mayor poder sobre los suyos”, declaró.

El primer ministro no sólo debe enfrentar el cambio estructural en el reino. También debe plantarse ante la oposición de laboristas y liberales demócratas, al aumento del euroesceptiscimo, y someterse al escrutinio de sus compañeros tories que lo ven como el responsable de las concesiones y de modificar el status quo del Reino Unido.
 
Reacciones. El mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, celebró el resultado de la consulta y felicitó a los escoceses por su ejercicio de democracia. La Unión Europea expresó que el resultado favorece a una Europa más unida y fuerte.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien enfrenta el 9 de noviembre una consulta soberanista en Cataluña, y que Madrid rechaza por inconstitucional, dijo: “Estamos muy felices de que Escocia siga estando con nosotros”.

El Dato
Los productores de whisky están contentos por el rechazo a la independencia. La estabilidad que ofrece Reino Unido le da tranquilidad al segundo producto de exportación escocés, responsable de 4, 3 millardos de libras del PIB.