• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Escasa participación en las primeras horas de votación en Mali

Algunos candidatos han tenido que alquilar minibuses para trasladar a los votantes hasta los colegios en los que están inscritos, pero incluso así la afluencia a las urnas es escasa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La participación en la segunda vuelta de las elecciones legislativas está siendo escasa en las primeras horas de votación, según constató Efe en varios colegios electorales en Bamako.

Los centros de voto de la capital maliense no registran apenas movimiento y en las principales calles de la ciudad no hay signos visibles que dejen entrever que están celebrando los comicios.

Algunos candidatos han tenido que alquilar minibuses para trasladar a los votantes hasta los colegios en los que están inscritos, pero incluso así la afluencia a las urnas es escasa.

"Si no hubiera autobuses que lleven a votar desde los barrios, me hubiera quedado en casa", reconoció a Efe Adama Kone, un joven estudiante de Bamako.

La jornada se desarrolla con tranquilidad en los colegios, donde tanto la seguridad como la presencia de observadores internacionales están garantizadas.

"La maquinaria está engrasada, la logística funciona y el control se lleva a cabo a todos los niveles. Sólo faltan los votantes", admitió a Efe el responsable de un centro electoral.

La situación se repite en otras regiones del país, como en Gao, la ciudad más grande del norte de Mali, con todo controlado, pero con una tímida afluencia de electores.

Ya en la primera vuelta, el 24 de noviembre, la tasa de participación había sido baja, poco más del 38 por ciento, mientras que en las presidenciales de agosto pasado se superó el 50 por ciento.

Los electores deben elegir hoy entre unos 1.100 candidatos a los 127 representantes que quedan para completar los 147 escaños de la nueva Asamblea, tras los 20 atribuidos en la primera ronda.

La Agrupación para Mali (RPM) del presidente Ibrahima Bubacar Keita aparece como la favorita en la segunda vuelta.

Además de la elevada abstención, también se temía que la violencia impidiese el desarrollo normal de la jornada electoral.

Ayer, en un ataque suicida contra la sede de un banco en Kidal, en el norte del país, murieron dos soldados senegaleses de la misión de estabilización de Naciones Unidas de Mali (MINUSMA).

Hasta el momento, no se ha registrado ningún incidente, aunque la movilización del Ejército maliense, de la MINUSMA y de las fuerzas francesas para garantizar la seguridad es máxima.