• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Erupción fuerte del Fuji forzaría la evacuación de 1,2 millones de japoneses

El volcán Sinabung volvió a entrar en erupción | Foto: AP

El volcán volvió a entrar en erupción | Foto: AP/ Archivo

Un flujo contundente de lava y gases volcánicos podría forzar el desplazamiento de hasta 750.000 personas en toda esta región oriental de Japón, a lo que habría que sumar otras 470.000 en caso de que se produjera una acumulación de ceniza en el suelo superior a 30 centímetros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una violenta erupción del Fuji podría forzar la evacuación de hasta 1,2 millones de personas debido a la lava, los gases y la ceniza, según un nuevo cálculo realizado por las regiones japonesas colindantes con la montaña donde está el volcán.

Representantes de las prefecturas de Kanagawa, Yamanashi y Shizuoka se han reunido en la ciudad de Fuji (situada en esta última prefectura) para trazar un nuevo plan de evacuación para la población que vive en el entorno del conocido volcán japonés.

Un flujo contundente de lava y gases volcánicos podría forzar el desplazamiento de hasta 750.000 personas en toda esta región oriental de Japón, a lo que habría que sumar otras 470.000 en caso de que se produjera una acumulación de ceniza en el suelo superior a 30 centímetros.

Si la erupción es fuerte, los expertos consideran que la ceniza alcanzaría incluso el área metropolitana de Tokio.

El vulcanólogo de la Universidad de Tokio Toshitsugu Fujii, miembro del comité que está trazando el plan de emergencia, destacó en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo la importancia de que aquellos que residen cerca del Fuji conozcan las rutas de evacuación y los refugios considerados seguros.

Las tres prefecturas tienen intención de seguir concretando el plan de emergencia y de llevar a cabo un simulacro conjunto en otoño.

El monte más alto y venerado de Japón registró una erupción por última vez en 1707.

Aunque en aquella ocasión no vino acompañado de lava, la explosión esparció casi 1.000 millones de metros cúbicos de ceniza por la costa del Pacífico y por lo que hoy es la región de Kanto, donde cayó durante semanas en forma de lluvia negra.