• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Erdogan destacó en Bruselas reforma judicial ante dirigentes de la UE

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan | AFP

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan | AFP

"Como Poder Legislativo tenemos que adoptar los medios necesarios" cuando el Poder Judicial pierde "su imparcialidad", sostuvo el primer ministro turco

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, defendió este martes la reforma judicial que impulsa luego de reunirse en Bruselas con dirigentes de la Unión Europea que destacaron que Turquía debe respetar "el Estado de derecho y la separación de los poderes".

Esta era la primera visita de Erdogan a Bruselas en cinco años y estaba destinada a marcar un nuevo comienzo en las relaciones del bloque con Ankara luego de que se reanudara a fines de 2013 el proceso de adhesión de Turquía, paralizado durante tres años.

"El sistema judicial no puede exceder su mandato, es lo que hizo en Turquía, todo el resto es desinformación", dijo Erdogan en una conferencia de prensa junto al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, luego de sendas reuniones.

"Nadie puede interrogarse sobre la necesidad de la separación de los poderes (...) pero si uno de los poderes parasita al otro el país pierde sus calidades democráticas", insistió justificando así la intervención por el Poder Legislativo.

"Como Poder Legislativo tenemos que adoptar los medios necesarios" cuando el Poder Judicial pierde "su imparcialidad", sostuvo.

Erdogan respondía así a la preocupación expresada por Van Rompuy que en la misma conferencia de prensa, dando cuenta de su intercambio previo con el primer ministro turco, señaló que "como país candidato debe comprometerse a respetar los criterios políticos" de adhesión, "incluidos la aplicación del Estado de derecho y la separación de poderes".

En el mismo sentido se expresó Barroso, que dio cuenta del diálogo "franco y abierto" que mantuvo con Erdogan, quien le habría expresado "su intención de respetar plenamente el Estado de derecho, la independencia del Poder Judicial y la separación de poderes".

Desde el pasado 17 de diciembre, varias decenas de empresarios, hombres de negocios y conocidos políticos, cercanos al primer ministro, quien "reina" en solitario en su país desde 2002, han sido inculpados o encarcelados por fraude, lavado de dinero y corrupción.

Este asunto provocó la renuncia de tres ministros y precipitó una reestructuración del gobierno el día de Navidad.

En respuesta, el gobierno turco presentó a principios de enero una propuesta de ley para reformar el Alto Consejo de los Jueces y Magistrados (HSKY) haciendo que el ministro de Justicia tenga la última palabra en el nombramiento de los magistrados.

Este texto provocó la ira de la oposición, de los abogados y de los magistrados así como críticas de la Unión Europea.

En la misma ofensiva, el gobierno de Erdogan llevó a cabo una purga sin precedentes en las fuerzas policiales, acusada de estar dominada por el "estado dentro del estado" considerado responsable del escándalo político-financiero que sacude al país.

En Bruselas, Erdogan se refirió nuevamente a una tesis del complot. "Somos la décima potencia económica mundial, esto molesta a algunos", sugirió el primer ministro.

Este martes, Recep Tayyip Erdogan también señaló que ambas partes "deben progresar rápidamente" sobre la adhesión de Turquía al bloque, negociación iniciada en 2005 y estancada luego por más de tres años hasta noviembre pasado.

De momento la UE y Turquía abrieron 13 de los 35 capítulos incluidos en las negociaciones.

"Turquía es un aliado clave. (...) Esperamos continuar la cooperación para reforzar las relaciones sobre la base de valores comunes", indicó por su parte Herman Van Rompuy que expresó la necesidad de resolver, "en el interés de todos", el tema de Chipre.

"Hacemos todo lo que está en nuestro poder para que avance la situación", dijo Erdogan agregando que intentaba convencer a las autoridades chipriotas "del sur" de que tengan un "enfoque más positivo".

La ausencia de una solución al tema de Chipre, isla dividida desde 1974, es un freno a la adhesión de Turquía al bloque. Ocho capítulos de las negociaciones están bloqueados por este tema.

Ankara solo reconoce a la República Turca del Norte de Chipre, al contrario del resto de la comunidad internacional, que reconoce a la República de Chipre, miembro de la Unión Europea desde 2004.