• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Equipos de rescate perforan el casco del buque naufragado

A pesar del enorme despliegue de efectivos, encontrar a los supervivientes es cada vez es más difícil | Foto EFE

A pesar del enorme despliegue de efectivos, encontrar a los supervivientes es cada vez es más difícil | Foto EFE

La operación se realiza en el río más caudaloso de China, el Yangtsé, y bajo una incesante lluvia que complica los trabajos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los equipos de rescate que trabajan en el tramo del río Yangtsé donde naufragó un barco el lunes, en el centro de China, han comenzado a perforar el casco del buque en un intento a contrarreloj de hallar supervivientes cuando ya se cumplen más de 48 horas del accidente.

Según la agencia Xinhua, los equipos planean hacer un agujero rectangular de unos 55-60 centímetros en parte de la quilla del barco que sobresale del río.

A pesar del enorme despliegue de efectivos –4.600 policías, bomberos, militares y voluntarios, además de 180 buzos–, la situación para encontrar supervivientes es cada vez es más difícil.

Solo 14 personas han sido rescatadas con vida de los 456 pasajeros que transportaba el navío. 26 fallecieron y centenares siguen desaparecidos.

“El barco se hundió en muy poco tiempo, así que puede aún haber aire atrapado en el casco. Y eso significa que podría haber supervivientes”, explicó a Xinhua Li Qixiu de la Universidad de Ingeniería Naval.

Para contrarrestar el efecto de las lluvias, las autoridades cerraron esclusas de la presa de las Tres Gargantas, situada río arriba.

El problema ahora es cómo mantener la embarcación estable, para que no se hunda del todo durante esta delicada operación que se lleva a cabo bajo la incesante lluvia y en el Yangtsé, el río más caudaloso de China, que lleva corrientes de 1,8 metros por segundo en el lugar del siniestro.

El experto señaló que el escape de aire del casco podría provocar que el navío definitivamente acabara arrastrado a las profundidades del río.

Para evitarlo, los equipos de rescate sujetan la embarcación naufragada con grandes grúas y cables de acero, con los que esperan mantengan la quilla a flote.

El experto alertó de que se trata de una batalla contra el tiempo, ya que cuanto más dure la operación y el tiempo que pasa gente respirando el aire en un sitio reducido, las posibilidades de encontrar personas con vida se reducen.