• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El príncipe Enrique impactado por su expedición benéfica al Polo Sur

El príncipe Enrique de Inglaterra sale el 17 de setiembre de 2013 de una nevera industrial en Warwickshire / AFP

El príncipe Enrique de Inglaterra sale el 17 de setiembre de 2013 de una nevera industrial en Warwickshire / AFP

El nieto de Isabel II llegó al Polo Sur el pasado 13 de diciembre, junto con soldados británicos heridos en misiones, tras 21 días de expedición de 322 kilómetros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El príncipe Enrique de Inglaterra dijo hoy que la expedición benéfica al Polo Sur en la que ha participado le ha causado un "enorme impacto" y confió en que esa marcha demuestre a los veteranos heridos en combate que "todo es posible".

Enrique participó junto con sus compañeros de expedición en una rueda de prensa en un hotel de Londres para marcar oficialmente el final de la marcha, organizada por "Walking with the wounded" (Caminando con los heridos).

El nieto de Isabel II, perteneciente a la delegación británica ("Equipo Glenfiddich"), que competía con un equipo estadounidense y otro formado por canadienses y australianos, llegó al Polo Sur el pasado 13 de diciembre, junto con soldados británicos heridos en misiones, tras 21 días de expedición de 322 kilómetros.

"Inspirar a otros es uno de los pilares de esta organización benéfica (Walking with the wounded), demostrar a aquellos que han sufrido lesiones que les han cambiado la vida que todo es posible", subrayó hoy Enrique en su encuentro con los medios.

El hijo menor de Carlos de Inglaterra y la fallecida Diana de Gales confió en que "este logro verdaderamente increíble, conseguido por todos los que están aquí, en EEUU, en Canadá y en Australia recordará a todo el mundo que se puede lograr cualquier cosa que uno se proponga".

Durante la marcha, todos los participantes pasaron 12 horas diarias esquiando, con diez minutos de descanso cada dos horas.

En su intervención, Enrique recordó que los "lesionados, heridos y enfermos no quieren piedad, sino simplemente ser tratados como lo eran antes de lesionarse, con respeto y admiración".

El príncipe confió en que la caminata con esquís hasta el Polo Sur "haya inspirado a otros en su recuperación" y dijo que la expedición había tenido en él mismo "un impacto enorme".

Enrique, de 29 años, también participó en la caminata benéfica hacia el Polo Norte en 2011, pero tuvo que retirarse para asistir al enlace matrimonial entre su hermano Guillermo y Catalina, en abril