• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Enrique Peña Nieto se reunirá con Obama para revisar agenda bilateral

Enrique Peña Nieto / EFE

Enrique Peña Nieto / EFE

El encuentro será el martes 27 de noviembre. Igualmente, el mandatario estadounidense tendrá un encuentro el 28 de noviembre con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, se reunirá con el mandatario estadounidense, Barack Obama, el próximo 27 de noviembre, para revisar la agenda bilateral, dijo hoy el coordinador del equipo de transición, Luis Videgaray.

"El martes 27 será la reunión (con Obama) y adelanto que habrá un encuentro el 28 de noviembre con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, en lo que será una gira muy rápida por América del Norte, días antes de la toma de posesión del presidente Peña Nieto", dijo Videgaray a Radio Fórmula.

El político, considerado el más cercano a Peña Nieto, quien asumirá la Presidencia de México el 1 de diciembre próximo, recordó que Obama conversó unos 20 minutos con el mandatario mexicano el pasado 2 de julio, un día después de la elección presidencial.

Agregó que ahora comienza una etapa formal en la relación de los presidentes electos y añadió que en la reunión en Washington se abordarán diversos temas de la relación bilateral, entre ellos los vinculados con la frontera, seguridad, asuntos migratorios y económicos.

Videgaray también se refirió en la entrevista a la legalización del consumo de marihuana en dos estados del vecino país, ayer, y aclaró que la posición de Peña Nieto está en contra de la legalización de cualquier droga para enfrentar los problemas de seguridad y de salud pública.

"Estamos atentos a estas modificaciones importantes, que cambian las reglas del juego con Estados Unidos y que nos deben llevar a revisar las políticas conjuntas contra el tráfico de drogas", dijo.

Explicó que no se puede dar un trato a un producto que es ilegal en México y al que se trata de evitar su trasiego a Estados Unidos, cuando en algunas partes de ese país tiene un estatus legal diferente.

"Esto nos obliga a replantear la relación en materia de seguridad", dijo Videgaray, quien indicó que este es un elemento que no estaba previsto y que debe resolverse mediante el diálogo, buscando enfoques consensuados.

"No podemos decir que las drogas se producen en México y es responsabilidad de los mexicanos detenerlas, ni tampoco echar la culpa a los consumidores", agregó.

Afirmó que en todo mercado la oferta y la demanda son indisolubles y se tienen que enfrentar con una mentalidad de responsabilidad compartida y con objetivos claros.

Agregó que este es un buen punto de arranque para que ambos jefes de Estado puedan definir los objetivos y las prioridades sobre seguridad y las estrategias específicas, "el tono y énfasis", lo que será el tema de la reunión del próximo 27.