• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Enfrentamientos se extienden en Israel tras la muerte de un palestino

Policías antidisturbios de Israel se movilizan en una calle de la ciudad árabe israelí de Ar'Ara | AFP

Policías antidisturbios de Israel se movilizan en una calle de la ciudad árabe israelí de Ar'Ara | AFP

Los agentes detuvieron a 35 árabes israelíes y un oficial resultó herido, precisó la policía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los disturbios se extendieron este sábado en las localidades árabes de Israel, tras la muerte de un adolescente palestino "quemado vivo" aparentemente en represalia por el asesinato de otros tres jóvenes israelíes, según responsables palestinos.

Al mismo tiempo, los disparos de proyectiles desde la franja de Gaza contra el sur de Israel hacen temer un recrudecimiento del conflicto con el movimiento islamista Hamas, que controla este enclave palestino.

Por primera vez, los enfrentamientos entre manifestantes y policías tuvieron lugar en las localidades árabes del centro y del noreste de Israel, en especial, en Taibe, Tira y Qalansuwa, según testigos.

Los manifestantes, que protestan por la muerte de un joven palestino, lanzaban piedras contras las fuerzas del orden, en estado de emergencia, que respondían con el disparo de gases lacrimógenos, indicaron las mismas fuentes.

Los agentes detuvieron a 35 árabes israelíes y un oficial resultó herido, precisó la policía.

Los disturbios también se produjeron a última hora de la tarde en Nazaret, principal ciudad árabe de Israel, Arara y la región de Umm el Fahm, según la policía.

Los árabes israelíes, descendientes de los 160.000 palestinos que se quedaron en sus tierras tras la creación del Estado de Israel en 1948, son hoy en día más de 1,4 millones de personas, el 20% de la población total israelí.

"Quemado vivo"

Desde el descubrimiento el miércoles del cuerpo del palesinto Mohamad Abu Khdeir, de 16 años, en la parte occidental de Jerusalén, los disturbios son diarios en la Ciudad Santa.

En Jerusalén Este y en Cisjordania, la policía detuvo el sábado a 25 palestinos durante los enfrentamientos.

Según responsables y medios de comunicación palestinos, judíos extremistas secuestraron y asesinaron al joven palestino en represalia por el rapto y el asesinato de tres estudiantes israelíes en la región de Hebrón, en la Cisjordania ocupada, y que Israel atribuye a Hamas.

La policía israelí dijo que exploraba "todas las posibilidades" pero por el momento no pudo determinar el motivo del asesinato de Abu Khdeir.

Los forenses encontraron humo en sus pulmones, lo que significa que estaba vivo cuando fue quemado, informó la agencia Maan, que cita al fiscal general de los Territorios Palestinos, Mohamed Aluweiwi.

Abu Khdeir, enterrado la víspera en presencia de miles de personas en el barrio de Shuafat en Jerusalén Este, sufrió también un golpe en la cabeza, pero esa contusión no causó su muerte, añadió Aluweiwi.

El ministro palestino a cargo de Jerusalén, Adnan al Huseini, estimó que los autores del asesinato eran colonos israelíes.

Preocupación estadounidense

La policía de Israel detuvo este jueves en Shuafat a Tariq Abu Khdeir, primo del palestino asesinado, de 15 años y nacionalidad estadounidense. El joven deberá comparecer el domingo ante un tribunal de Jerusalén.

Un vídeo que circula en las redes sociales (https://www.youtube.com/watch?v=HDENWwEDGr4) muestra a hombres encapuchados, probablemente policías, golpeando a una persona esposada y semiinconsciente.

La portavoz de la policía, Luba Samri, no pudo confirmar si se trataba de Tariq Abu Khdeir, pero precisó que este último formaba parte de un grupo de seis palestinos detenidos el jueves.

Samri indicó que el detenido tenía una honda o un tirachinas y se opuso a su detención, mientras que otros manifestantes lanzaban piedras y cócteles molotov e hirieron a seis policías.

Estados Unidos dijo este sábado que estaba "profundamente preocupado" por los informes que dicen que el adolescente estadounidense Tariq Abu Khdeir fue "severamente golpeado" mientras se encontraba bajo custodia policial.

Ante la propagación de los disturbios, el ministro israelí de Seguridad Interior, Yitzhak Aharonovitch, descartó una nueva Intifada, en referencia a los dos precedentes levantamientos palestinos.

En la franja de Gaza, una treintena de proyectiles se lanzaron contra el sur Israel, cuyo ejército respondió con una serie de ataques aéreos contra este enclave palestino. Dos palestinos resultaron heridos.

Israel advirtió a Hamas de cualquier aumento de la violencia. Por su parte, el movimiento islamista dijo que no deseaba una "guerra", pero que respondería a "cualquier agresión".