• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Enfermera sobreviviente al ébola demanda a hospital

Nina Pham, de 26 años | AP

Nina Pham, de 26 años | AP

Nina Pham aseguró que el Congreso mintió cuando dijo que los hospitales estaban preparados para atender a los pacientes con el virus

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El hospital de Dallas que atendió al primer paciente diagnosticado con ébola en Estados Unidos le mintió al Congreso cuando dijo que su personal estaba capacitado para manejar el letal virus, aseveró una enfermera que contrajo la enfermedad en una demanda presentada el lunes.

Nina Pham, quien era una enfermera de la unidad de terapia intensiva en el Hospital Presbiteriano de Salud de Texas en Dallas, dijo que después de que se le informó a fines del año pasado que estaría tratando a un paciente sospechoso de tener ébola, "la suma total" de información que recibió para protegerse fue "lo que su supervisor encontró en Google e imprimió de internet".

Ella indica en su demanda que al día siguiente de que recibió esa información, el paciente, Thomas Eric Duncan, dio positivo a la enfermedad. Duncan, quien contrajo el ébola en su natal Liberia pero comenzó a mostrar síntomas durante un viaje a Estados Unidos, falleció en el hospital.

Pham, de 26 años, y otra enfermera que trató a Duncan, Amber Vinson, contrajeron la dolencia pero se recuperaron.

En un comunicado publicado a través de sus abogados, Pham dijo que sentía que no tuvo otra opción sino demandar a la compañía matriz del hospital, Texas Health Resources.

"Yo tenía la esperanza de que THR sería más abierto y honesto respecto a todo lo que ocurrió en el hospital, y sobre las cosas que no realizaron que condujeron a que me infectara con ébola", señaló.

Wendell Watson, un vocero de la empresa, dijo que Texas Health Resources confía en que el asunto se puede resolver. No abordó las acusaciones contenidas en la demanda respecto a las declaraciones que un directivo del hospital realizó ante el Congreso.

La demanda describe una situación caótica en el hospital, donde las enfermeras tuvieron que movilizarse a toda prisa para decidir qué tipo de equipo de protección personal utilizar "sin ninguna guía o capacitación formal" por parte de sus supervisores. La demanda dice que Texas Health Resources "falló por completo en asegurar que existieran políticas, procedimientos y equipos adecuados".

En el primer día en que Pham trató a Duncan, cuando se sospechaba que se trataba de un caso de ébola pero aún no había sido diagnosticado, ella vistió una bata regular de aislamiento, guantes dobles, una mascarilla quirúrgica con protección plástica y botines dobles. Dijo que su cuello y cabello estuvieron expuestos y que no se le proporcionó una muda de ropa para vestir camino a casa, así que salió del hospital con las batas médicas que utilizó mientras trataba a Duncan.