• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Enferma de ébola en España mejora y podría dar negativo pronto

La auxiliar de enfermería se infectó al tratar a un religioso español de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios enfermo de ébola y que fue repatriado desde Sierra Leona falleciendo pocos días después / EFE

La auxiliar de enfermería se infectó al tratar a un religioso español de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios enfermo de ébola y que fue repatriado desde Sierra Leona falleciendo pocos días después / EFE

Los médicos del hospital donde la enfermera Teresa Romnero se encuentra internada afirmaron que sus órganos vitales están bastante recuperados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La auxiliar de enfermería española Teresa Romero, el primer caso de contagio de ébola fuera de África, permanece estable y ha experimentado una ligera mejoría, mientras que los médicos que la atienden esperan que dé negativo de ébola en las pruebas que planean hacerle el fin de semana.

Romero, quien se encuentra ingresada en el hospital Carlos III de Madrid tras sentir los primeros síntomas hace 19 días, tiene órganos vitales como hígado, riñones y los pulmones "bastante recuperados", según indicó hoy la portavoz de su familia, María Teresa Mesa, quien resaltó que los médicos esperan que la enferma de negativo de ébola en los análisis que prevén hacerle el fin de semana.

La auxiliar de enfermería se infectó al tratar a un religioso español de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios enfermo de ébola y que fue repatriado desde Sierra Leona falleciendo pocos días después.

La mejoría de la paciente fue anunciada por fuentes sanitarias y posteriormente fue confirmada por la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, en la conferencia de prensa tras el habitual Consejo de Ministros de los viernes.

Según la portavoz de la familia de Romero, la enferma está muy "consciente" y "animosa" pero todavía un poco cansada, por lo que se le suministra algo de oxígeno.

La paciente ingiere agua, zumos y consomé, ha vuelto a levantarse de la cama para estar sentada y ha vuelto a hablar con su marido, también ingresado en el hospital en observación pero sin síntomas de ébola, dijo la portavoz.

La enferma incluso tiene hambre y ha pedido a las enfermeras que le dieran un poco de chorizo, según le contaron a Mesa estas profesionales sanitarias.

La portavoz de la familia indicó que Romero no se acuerda de haber dicho a nadie que pudo haberse contagiado al tocarse la cara con un guante del traje de protección cuando atendía al misionero García Pajares, dado que tiene "lagunas" y se acuerda solamente de lo "más personal" y "lo más cercano".

Recalcó además que la enferma "sigue pensando que todo lo hizo correcto".

Un total de veintidós personas están hospitalizadas y en observación al considerarse que pudieron infectarse con el virus del ébola, bien por contacto con la enferma o por haber viajado a África.

El jueves ingresaron seis personas, tres en el Hospital Carlos III de Madrid y otras tres en Tenerife, en el archipiélago de Canarias. A cuatro de ellos se les hizo la primera prueba del ébola y han dado negativo. A las dos personas restantes no se las considera de alto riesgo.

Las pruebas fueron practicadas a un misionero que regresó de Liberia y que está ingresado en el Hospital Carlos III de Madrid y a un enfermero de la Cruz Roja procedente de Sierra Leona, donde atendió a enfermos de ébola y que está hospitalizado en Tenerife, isla del archipiélago de Canarias.

Los resultados de las analíticas muestran que este último paciente padece malaria, por lo que está recibiendo el tratamiento pertinente, informaron hoy fuentes sanitarias.

Tras realizar esta prueba, es necesario esperar tres días para un segundo test analítico (PCR) que confirme el resultado obtenido hoy respecto al virus del Ébola en estos pacientes.

Las otras dos personas a las que se les hizo la prueba son un ciudadano nigeriano que llegó el jueves a Madrid en un vuelo procedente de París y un hombre que estuvo en la misma ambulancia en la que fue trasladada Teresa Romero, el único caso de ébola confirmado de momento en España.

Un grupo de unas veinte personas conformado del servicio de urgencias del Hospital de la localidad de Alcorcón, donde trabaja Romero fueron hoy al Hospital Carlos III para entregar una rosa a Teresa y una placa de homenaje y agradecimiento al personal sanitario y no sanitario que se ocupa de la enferma.