• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Empresario peruano detrás de negocio con Cuba de pasaportes venezolanos

El candidato a la presidencia del Perú Pedro Pablo Kuczynski trato de ocultar que una empresa alemana fabricante de documentos de identidad estaba negociando con países de gobiernos antidemocráticos como Cuba y Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En las investigaciones aparece una recomendación del entonces ministro y hoy candidato presidencial del Perú, Pedro Pablo Kuczynski
“Me es grato presentar al señor Francisco Pardo Mesones, quien es un viejo conocido mío, hombre honorable y conocido en el Perú”, escribió en junio de 2006, en papel oficial de su oficina como presidente del Consejo de Ministros, el actual candidato a la presidencia de ese país Pedro Pablo Kuczynski. Estampó su firma y su cargo en una carta a su amigo “para los fines que estime conveniente”.

Estos fines terminaron siendo la creación de un entramado de sociedades para ocultar que una empresa alemana fabricante de documentos de identidad estaba negociando con países de gobiernos antidemocráticos como Cuba y Venezuela.

“No quiere venderle directamente a Cuba y Venezuela, es justo por el tema reputacional (sic). Están nerviosos que la competencia de ellos haga propaganda adversa por el tema de ventas a gobiernos totalitarios”, escribió el abogado Ramsés Owens en 2007 en una comunicación interna

Owens era entonces abogado del bufete panameño Mossack Fonseca que diseñó el esquema de camuflaje. La firma nombró como dueño de una de las compañías a un abogado de Panamá que le admitió a Univision que no conocía el objeto de la empresa ni a Pardo.

En el centro de la operación está la sociedad Billingsley Global Corp. en Panamá con la que se ocultó una red de al menos cinco compañías en paraísos fiscales. Los documentos consultados reflejan que las empresas fueron utilizadas para esconder la identidad de los dueños y las jugosas comisiones de contratos para proveer pasaportes y máquinas de personalización al gobierno de Chávez en Venezuela. “Estamos hablando de US$4 Millones que quedarían de ganancia para BILLINGSLEY al final de todo”, escribió Owens en 2007.

El exprocurador anticorrupción peruano Christian Salas explicó que no es ilegal en su país hacer una recomendación de un amigo en calidad de funcionario. “Solo sería ilegal si lo recomienda como una persona honorable, sabiendo que no lo es”, aclaró al medio digital Convoca. En los archivos consultados por Univisión Investiga no aparece ninguna otra participación de Kucynski.

Kuczynski no respondió directamente a las preguntas de Univision Investiga y Convoca. Por medio de Freddy Chirinos, encargado de estrategia comunicacional de la campaña, aseguró que no conocía los negocios de Pardo, nunca ha tenido vínculos comerciales con él y no recuerda por qué razón le solicitó la carta.

El bufete panameño Mossack Fonseca se ocupó durante siete años, entre 2007 y 2014, en mantener la apariencia de que la compañía no era solo de papel y en ocultar la identidad de Pardo, quien fue presidente de la Asociación Nacional de Bancos del Perú, y de su socio, el alemán Joerg Baumgartl. Este empresario era al mismo tiempo comisionista, vicepresidente de ventas de la imprenta proveedora de los productos Bundes Druckerei y director general de su división internacional para América Latina. 

Para leer la investigación completa ingresa a Univision Noticias