• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Empleados de los bancos comienzan una huelga en todo Brasil

En las principales ciudades del país la mayoría de las sucursales estaba con sus puertas cerradas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 Los empleados de los bancos privados y públicos de Brasil iniciaron hoy una huelga por tiempo indeterminado en demanda de mejores salarios y condiciones de trabajo, informaron fuentes sindicales.

"La huelga fue aprobada en asambleas por sindicatos regionales en todos los estados de Brasil y comenzó con una gran adhesión pero aún no sabemos cuántas sucursales amanecieron cerradas", dijo a Efe un vocero de la Confederación Nacional de los Trabajadores del Ramo Financiero (Contraf).

Al menos en las principales ciudades del país la mayoría de las sucursales estaba con sus puertas cerradas y decoradas con adhesivos de los sindicatos explicando las razones de la paralización.

Los sindicatos habían amenazado con la huelga desde hacía algunas semanas pero optaron por iniciarla tan sólo este martes, a sólo cinco días de las elecciones presidenciales, legislativas y regionales, como forma de elevar su poder de presión.

Los huelguistas reivindican un reajuste salarial del 12,5 %, muy por encima del 7,35 % propuesto por la Federación Brasileña de Bancos (Febraban), así como un salario mínimo para el sector de 2.980 reales (unos 1.241,7 dólares), casi cuatro veces el mínimo nacional.

Igualmente pide garantías de estabilidad de empleo, eliminación de supuestas metas abusivas impuestas por algunos bancos, combate al asedio moral e inversiones en seguridad para reducir el número de atracos.

La Contraf, que representa al 90 % de los ceca de 511.000 empleados del sector bancario en Brasil, aseguró que mantendrá la huelga hasta que la Febraban acepte sus reivindicaciones y afirmó que por ahora no hay ninguna negociación convocada.

Los empleados de los bancos realizaron el año pasado por esta misma época una huelga que se extendió por 23 días y con la que consiguieron un reajuste salarial del 8 %, inferior al que reivindicaban pero superior al propuesto por la patronal.

El sindicato alega que los seis mayores bancos del país obtuvieron el año pasado un beneficio líquido récord de 56.700 millones de reales (unos 23.625 millones de dólares) en parte alimentado con despidos y la contratación de nuevos empleados con salarios menores.