• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Empiezan a desmontar barricadas en el centro de Kiev

Los manifestantes que aún permanecen acampados en la ciudadela de tiendas de campaña levantada a finales del pasado noviembre en el centro de Kiev observan las tareas, sin impedirlas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un pequeño equipo de servicios comunales de Kiev empezó este viernes a desmontar una de las decenas de barricadas levantadas en los últimos tres meses, en el centro de la capital ucraniana, por manifestantes que protestaban contra el ahora depuesto presidente Víktor Yanukóvich.

Los manifestantes que aún permanecen acampados en la ciudadela de tiendas de campaña levantada a finales del pasado noviembre en el centro de Kiev observan las tareas, sin impedirlas.

Los camiones municipales sacan hasta un vertedero en las afueras de la ciudad los materiales con los que estaba construida la barricada en la intersección de las calles Kreschatik y Prorizna, según medios locales.

El centro histórico de Kiev se convirtió en una suerte de ciudad fortificada desde finales de noviembre, cuando miles de personas decidieron convertir la calle en su hogar en una protesta indefinida motivada por la negativa de Yanukóvich a firmar un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

Al principio, en un ambiente casi festivo que duró prácticamente dos meses, demandaron la convocatoria de elecciones anticipadas, pero más tarde, cuando los antidisturbios entraron en acción y la violencia hizo acto de presencia, los europeístas exigieron la dimisión irrevocable de Yanukóvich.

Al menos seis personas murieron entre las barricadas de Kiev a finales de enero en enfrentamientos entre manifestantes y antidisturbios, poco después de que los diputados que sostenían a Yanukóvich aprobaran un paquete de leyes represoras que desató la furia de la calle.

Tras varias semanas de relativa tranquilidad, la violencia volvió al centro de Kiev con toda su crudeza entre los días 18 y 20 de febrero, con unos disturbios que acabaron con casi un centenar de muertos.

La mayoría de las víctimas murieron por disparos de francotiradores apostados en varios edificios en los alrededores de la plaza de la Independencia, corazón de las protestas populares contra Yanukóvich, destituido el 22 de febrero por el Parlamento y refugiado en Rusia.