• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Empieza el juicio de cuatro sospechosos del ataque al Westgate de Nairobi

Un ataque en un Centro Comercial en Nairobi (Kenia) causó la muerte a 59 personas | Foto: Agencias

Un ataque en un Centro Comercial en Nairobi (Kenia) causó la muerte a 59 personas | Foto: Agencias

Los acusados son Mohamed Ahmed Abdi, Liban Abdullah Omar, Adnan Ibrahim y Hussein Hassan Mustafah, todos de origen somalí, si bien no se han divulgado sus nacionalidades

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El juicio de cuatro sospechosos relacionados con el asalto islamista cometido el pasado septiembre contra el centro comercial Westgate de Nairobi, que dejó al menos 67 muertos, empezó hoy en el Tribunal Superior de la capital keniana.

Los acusados son Mohamed Ahmed Abdi, Liban Abdullah Omar, Adnan Ibrahim y Hussein Hassan Mustafah, todos de origen somalí, si bien no se han divulgado sus nacionalidades.

En la primera sesión del juicio, el primer testigo en declarar fue el guardia de seguridad Stephen Juma, quien declaró que vio llegar al centro comercial un automóvil blanco del que salieron tres pistoleros ataviados con chaquetas negras y cinturones de munición.

"Inmediatamente, bajaron del vehículo y dispararon a uno de los clientes que se dirigía al centro comercial por las escaleras", dijo Juma, citado por el diario local "Nairobi News", al precisar que no pudo ver los rostros de los terroristas ni les escuchó hablar.

Otro testigo, el también vigilante Patrick Otwane, de guardia en la entrada principal del establecimiento el día del ataque, indicó que poco después del mediodía escuchó un "fuerte estallido" y vio "dos hombres tiroteando a clientes que salían y entraban".

"Cerramos la puerta, corrí y me escondí en un zanja, donde permanecí durante una hora y media", añadió Otwane.

Los cuatro hombres, detenidos desde el pasado 9 de octubre, están acusados de colaboración en el atentado por facilitar alojamiento a cuatro de los autores materiales en los días previos al asalto, si bien ellos niegan los cargos.

También se les imputa un delito de estancia ilegal en Kenia y a uno de ellos se le atribuye la obtención de un documento de identidad falsificado.

El grupo radical islámico somalí Al Shabab se responsabilizó del asalto al centro comercial, que duró del 21 al 24 de septiembre.

Desde octubre de 2011, cuando el Ejército de Kenia entró en Somalia como respuesta a una oleada de secuestros supuestamente obra de Al Shabab en el vecino territorio keniano, los radicales islámicos venían amenazando a Kenia con represalias.

Según las cifras oficiales, 61 civiles, seis soldados kenianos y cinco terroristas murieron durante la toma islamista del centro comercial, aunque el Gobierno no ha podido demostrar el fallecimiento de cinco asaltantes.

De hecho, las autoridades sólo han confirmado el hallazgo de los cuerpos de cuatro supuestos terroristas entre los escombros del Westgate.

Además, el ministro keniano del Interior, Joseph Ole Lenku, aseguró, durante el ataque, que éste fue perpetrado por entre 10 y 15 asaltantes, pero las imágenes del circuito cerrado de televisión divulgadas hasta la fecha únicamente muestran cuatro atacantes.

La ocupación del centro comercial, que es uno de los más lujosos de la capital keniana y está frecuentado por extranjeros y kenianos de clase alta, es la peor acción terrorista que sufrió Kenia desde el atentado de 1998 contra la Embajada de EEUU en Nairobi.

Ese ataque dejó más de 200 muertos y se lo atribuyó la red terrorista Al Qaeda, a la que se adhirió formalmente Al Shabab en 2012.

Al Shabab es la milicia integrista dominante en Somalia desde 2006 y lucha para instaurar un Estado musulmán de corte wahabí en la región.

La Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), el Ejército de Somalia y milicias progubernamentales combaten a Al Shabab, que controla zonas del centro y el sur del país africano.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin un Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.