• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Embargan a empresario argentino vinculado a presunto desfalco de dólares venezolanos

Cristina Fernández de Kirchner, ex presidenta argentina, y Hugo Chávez Frías, ex mandatario de Venezuela | Foto: MesaRedonda.com

Cristina Fernández de Kirchner, ex presidenta argentina, y Hugo Chávez Frías, ex mandatario de Venezuela | Foto: MesaRedonda.com

Juan José Levy y Julio De Vido (ex ministro de Planificación Federal argentino) participaron activamente en los intercambios comerciales entre ambos países

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un nuevo escándalo de corrupción afecta la relación comercial entre Venezuela y Argentina en las gestiones de Hugo Chávez y Cristina Kirchner. Esta vez, se trata de la compra de productos de limpieza e higiene personal y decodificadores de televisión a dos compañías.

Juan José Levy es el principal empresario investigado por la Fiscalía argentina. Esta semana, el juez del penal económico Marcelo Aguinsky embargó las cuentas del acusado, calculadas en 300 millones de pesos, porque el dinero era lavado y provenía presuntamente del contrabando.

La relación de este hombre con las gestiones del fideicomiso conjunto entre Venezuela y Argentina, administrado por Pdvsa, Cantv y Suministros Venezolanos Industriales (Suvinca), van de la mano con su relación con Julio De Vido, ex ministro de Planificación Federal, quien dirigió en muchas ocasiones la relación económica entre ambas naciones.

Todo empezó con la empresa ESME, en la cual participaba activamente Levy. Esta recibió un contrato por casi 90 millones de dólares para vender productos de limpieza y de higiene personal a Sevinca, reseñó El Clarín.

La organización cobró 60% de los pagos de manera anticipada y exportó lo equivalente a 48 millones de dólares en mercancías. Los embarques fueron suspendidos tiempo después, por ello la justicia sospecha que la corporación facturó productos con un sobreprecio de hasta 10 veces su valor real.

Además está la venta de decodificadores, principal causa del embargo al empresario. La investigación indica que la transacción fue por 20 millones de dólares y se suscribió por las compañías argentinas Bleu Tel SA y Corporación Gulfos SA con la venezolana Cantv.

La problemática radica en la asociaciones de la empresa Gulfos con firmas offshore de Estados Unidos, que a su vez contrataron el servicio de Mossack Fonseca. Lo más llamativo de este caso es que la compañía pagó 2 millones de dólares en concepto de gastos por “servicios técnicos y profesionales”, dinero que no se precisa en que se empleó específicamente.

La Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional venezolana realiza investigaciones acerca de estas y otras relaciones irregulares entre ambos países. En ellas se calcula que circularon 10 millardos de dólares.

 Para leer el texto completo entre aquí