• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Elecciones de 2014 obligan a gobierno colombiano y a las FARC a sellar la paz

Integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc)

Integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc)

Las partes estarían en condiciones de comenzar a negociar el segundo punto de la agenda: la eventual participación política de la guerrilla tras la firma de un acuerdo de paz, lo que además tendría efectos en las elecciones del próximo año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las elecciones legislativas y presidenciales programadas en Colombia para el primer semestre de 2014 obligan al Gobierno y a las FARC a firmar la paz antes del próximo mes de julio, ya que el Congreso de este país debe refrendar los acuerdos alcanzados durante la presente legislatura.

El presidente del Senado de Colombia, Roy Barreras, hizo hoy esta advertencia al anunciar además que el Gobierno y la guerrilla ya tienen un documento de cinco páginas con acuerdos concretos sobre el problema de la tierra.

Las partes, según Barreras, están en condiciones de comenzar a negociar el segundo punto de la agenda: la eventual participación política de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tras la firma de un acuerdo de paz, lo que además tendría efectos en las elecciones del próximo año.

Barreras compareció ante la prensa tras reunirse ayer en La Habana, junto a una comisión de congresistas, con los negociadores de las FARC, a los que comunicó la necesidad de acelerar el proceso.

Previamente, durante el fin de semana, esta Comisión de Paz del Congreso había trasladado el mismo mensaje a la delegación negociadora del Gobierno y al propio presidente Juan Manuel Santos, quien autorizó el viaje de la misión a Cuba.

"Esta comisión llama la atención del Gobierno y de las FARC sobre el hecho de que no basta la buena voluntad de las partes, es imperativo valorar los tiempos legislativos y el proceso electoral", manifestó Barreras.

Así dejó claro que hay "fecha de vencimiento" porque "los acuerdos que se logren deben ser ratificados por el Congreso a través de una reforma estatutaria a más tardar en agosto de 2013".

Y en ese sentido insistió en que "el Congreso no legislará sobre ningún tema de fondo si no está firmado el acuerdo del fin del conflicto armado interno".

"Por tanto, el Gobierno y las FARC, en criterio de esta organización, tienen entre marzo y julio de este año para firmar el acuerdo de paz y 2013 debe ser el año de la paz", aseveró.

Barreras adelantó que en su reunión con los negociadores de las FARC, esta guerrilla reconoció la instancia legítima del Congreso de Colombia y adelantó que cabría la posibilidad de que los acuerdos sean sometidos a una consulta popular, un asunto que, aclaró, debe decidirse en la mesa de negociación.

El mensaje de presión para acelerar el diálogo vino acompañado de otro de esperanza, ya que Barreras anunció que en La Habana ya tienen listo un documento de "cinco cuartillas" con acuerdos concretos sobre tierras.

Este es el primer punto de la agenda y asunto crucial, pues el injusto reparto y el despojo es origen y motor del conflicto armado en Colombia.

Según el presidente del Senado, la guerrilla entregó a la comisión de congresistas "un documento de 40 páginas que resume su agenda en el tema agrario" e inclusive "documentos expresos sobre la voluntad de avanzar desde el primer punto al segundo".

"Vemos con optimismo real el proceso", reiteró Barreras, al asegurar que las FARC "están listas para avanzar al segundo punto" e incluso a escuchar a todas las víctimas, incluidas las suyas.

"Observamos una voluntad clara para lograr lo imposible, para lograr la reconciliación", matizó.

De acuerdo con un comunicado publicado hoy en el blog de la delegación de paz de las FARC, los legisladores "compartieron" con la guerrilla "sobre los preparativos que las Comisiones de Paz de Senado y Cámara vienen realizando para dar inicio a una segunda ronda de mesas regionales de paz en la que se abordará el tema de víctimas".

Sobre este punto, las FARC dijeron desde La Habana que "todas las víctimas del conflicto deben ser resarcidas integralmente considerando la condición de imputable último que por acción o por omisión tiene el Estado como generador de la confrontación".

Para Barreras los avances logrados desde que comenzó en noviembre pasado el diálogo en La Habana no tienen antecedentes en la historia del largo conflicto interno, que se prolonga desde hace casi 50 años, ya que en ninguno de los anteriores procesos fracasados de paz se llegó tan lejos.

El senador, del oficialista Partido de la U, expresó que "hay avances concretos que nunca se habían alcanzado" y por eso pidió a los colombianos "movilizarse en favor del proceso de paz" porque "la paz está cerca, es posible y es necesario apoyarla".

"Tenemos la convicción de que si la paz no se hace pronto se echará a perder este momento histórico", acotó el presidente del Legislativo.

Barreras viajó a La Habana acompañado de los congresistas Gloria Inés Ramírez e Iván Cepeda, del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA); Juan Mario Laserna, del Partido Conservador; y Guillermo Rivera, del Partido Liberal.