• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ejército israelí asegura que respeta derecho internacional de guerra

Ejercito de Israel durante operaciones militares en Gaza / AP

Ejercito de Israel durante operaciones militares en Gaza / AP

Criticó las acusaciones de utilizar municiones prohibidas en Gaza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ejército israelí asegura que sus fuerzas respetan "estrictamente" el derecho internacional de guerra y que las acusaciones sobre el presunto uso de munición prohibida en Gaza son incorrectas.

"Las reglas del Ejército son claras en ese sentido. No hay armas ni munición que no respeten plenamente la legislación internacional", dijo a Efe un alto mando del Departamento de Derecho Internacional del Ejército.

El experto jurídico, que pidió no ser identificado, explicó que conocen desde hace años las acusaciones que el doctor noruego Erik Fosse, catedrático de Cirugía de la Universidad de Oslo, ha hecho como hoy y que "sus denuncias (en anteriores conflictos) resultaron no ser ciertas".

Fosse, que ya ha asistido a numerosos heridos palestinos en otras ofensivas israelíes en la franja, se quejó hoy en una entrevista con Efe de que la operación israelí "Margen protector", que comenzó hace siete días, es más letal

El cirujano precisó que algunos cuerpos presentaban amputaciones de las extremidades inferiores y heridas de metralla que nunca antes había afrontado en sus más de treinta años de experiencia.

"Es un tipo de bomba antipersona de pequeño diámetro diseñada para matar con más precisión y que causa un tipo de heridas particulares. Se lanza desde los drones, y al impactar en el suelo sueltan una descarga tal de energía y de metralla que destroza la parte inferior del cuerpo", explicó.

"Hay cadáveres que no tienen piernas y que presentan cientos de quemaduras de piezas de metal líquido muy caliente", agregó el experto médico.

Ayer, Yusef Abu Rish, director general del Ministerio de Sanidad en Gaza, aseguró por su parte que el Ejército israelí emplea "armas similares a las armas de destrucción masivas ilegales bajo el derecho internacional" en el marco de la ofensiva.

Sin entrar a responder a estas acusaciones, que dijo "serán investigadas", el alto mando israelí aseguró que toda la operación es seguida de cerca por asesores legales, y que "cada blanco es analizado desde todos los puntos de vista -incluido el jurídico- antes de ser atacado".

Israel dice haber atacado más de 1.200 objetivos en estos siete días, en bombardeos que han causado la muerte a más de 170 personas -37 de ellas niños- y más de 1.100 heridos.

Sobre la destrucción de entre 150 y 190 viviendas civiles en la Franja, según la ONU y Hamás, y el ataque contra centros urbanos, declaró que no atacan casas por el mero hecho de ser una casa.

"Atacamos una casa porque dentro hay un objetivo militar legítimo, y así lo demuestran las explosiones secundarias de armamento almacenado allí que vemos en los vídeos de los bombardeos", sostuvo sin descartar que "a veces" se pueda producir un error.

Y aseguró que un caso que "sin duda" será investigado es el de un bombardeo el sábado contra un centro para discapacitados en el campo de refugiados de Yabalia, en el que murieron tres pacientes y una enfermera.

"Nunca podemos saberlo todo sobre el terreno, se recopila información de inteligencia, se hacen evaluaciones, hacemos las advertencias legales pertinentes al mando operativo", afirmó

"Pero en el terreno algo puede cambiar en el último segundo", insistió al quejarse de que la complejidad se origina en que "Hamás ataca desde zonas civiles y utiliza escudos humanos en violación del derecho internacional".