• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Ejército de Nigeria niega haber matado a 30 civiles

Desde 2009, cuando la Policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohammed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado unos 1.400 muertos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ejército de Nigeria negó hoy haber matado a 30 civiles y quemado 50 casas y tiendas en la ciudad septentrional de Maiduguri el pasado lunes en respuesta a un atentado.

"No hubo ningún incidente que implicara la muerte de 30 civiles. Tampoco hubo incendios ni acosos por parte de la Fuerza de Acción Conjunta (JTF, por sus siglas en inglés) en Borno", estado del que Maiduguri es capital, dijo hoy el portavoz de la JTF, Sagir Musa.

En opinión de Musa, las informaciones que hablan de 30 civiles muertos por disparos indiscriminados de sus tropas tras sufrir un atentado se basan en "rumores", y explicó que tres militares y un civil perdieron la vida al impactar un explosivo en uno de los vehículos que patrullaban la ciudad.

No obstante, el vocero de la JTF admitió que varias casas ardieron, aunque como consecuencia de la explosión y no de una supuesta mala actuación de sus hombres.

"La bomba casera usada por los terroristas contenía ácido y otras sustancias altamente inflamables, que provocaron el fuego que dejó en llamas las casas y tiendas de alrededor e hizo explotar otra bomba que estaba guardada en alguna de esas viviendas", aseguró Musa.

Aunque ningún grupo se ha atribuido este atentado, Maiduguri es el bastión de los radicales islámicos de Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", y que lucha presuntamente por imponer la ley islámica en el país, de mayoría musulmana en el norte y preponderancia cristiana en el sur.

Desde 2009, cuando la Policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohammed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado unos 1.400 muertos, según la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW).

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.