• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El Ejército de Nigeria mató a 150 miembros del grupo islamista Boko Haram

Entre los insurgentes muertos se encuentra uno de los principales líderes de la secta islámica, Abba Goroma, por el que las autoridades locales pedían una recompensa de 10 millones de nairas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ejército nigeriano ha matado a 150 supuestos miembros del grupo radical islámico Boko Haram, en combates desarrollados en el norte del país en los que también perdieron la vida 16 soldados.

El portavoz del Ejército, Ibrahim Attahiru, informó sobre el número de víctimas en declaraciones recogidas hoy por el diario local Thisday.

Entre los insurgentes muertos se encuentra uno de los principales líderes de la secta islámica, Abba Goroma, por el que las autoridades locales pedían una recompensa de 10 millones de nairas (unos 62.500 dólares).

La noticia de las muertes de los supuestos integrantes de Boko Haram se produce días después de que al menos 40 soldados nigerianos perdieran la vida y otros 65 hubieran desaparecido tras una emboscada llevada a cabo por los fundamentalistas en el estado norteño de Borno.

El diario local Premium Times informó ayer en exclusiva, citando "múltiples fuentes de Defensa", de que el sangriento ataque se produjo el pasado viernes.

Según la fuente, los soldados formaban parte de la Fuerza de Acción Conjunta (JTF, en su acrónimo inglés) del Ejército de Nigeria y eran una avanzadilla para un bombardeo aéreo de los campamentos de los Boko Haram en la carretera que une Maiduguri con Baga.

Sin embargo, los bombardeos fueron suspendidos y no se avisó a las tropas de tierra.

Tras el ataque, los supuestos radicales islámicos confiscaron las armas de los soldados nigerianos.

El del pasado día 13 ha sido el ataque más mortífero sobre tropas nigerianas del que se tiene constancia desde mayo, cuando una veintena de militares desaparecieron tras un incidente similar.

Desde el pasado 16 de mayo, Nigeria realiza una ofensiva antiterrorista en los estados de Yobe, Borno y Adamawa, en el noreste del país (todos ellos bajo estado de emergencia), tras un incremento de la actividad criminal en esa zona, donde opera Boko Haram, aunque se han seguido registrando ataques de los integristas.

El grupo, cuyo nombre significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer la Ley Islámica en el país africano, de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde 2009, cuando la Policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos, según cifras del Ejército nigeriano.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales.