• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Un Egipto dividido se prepara para que Mubarak salga de prisión

Hosni Mubarak / Reuters

Hosni Mubarak / Reuters

El ex presidente egipcio "probablemente" sería llevado a una de las instalaciones del Estado o uno de los hospitales militares donde estará vigilado con grandes medidas de seguridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El depuesto líder egipcio Hosni Mubarak podría abandonar la cárcel el jueves después de que una decisión judicial dividiese aún más a un país en plena agitación desde que el Ejército derrocase al presidente islamista Mohamed Mursi hace siete semanas.

Reunido en la prisión de El Cairo donde está retenido Mubarak, el tribunal ordenó la liberación del militar que gobernó Egipto durante 30 años con mano de hierro hasta su derrocamiento en las protestas que se extendieron por el mundo árabe a comienzos de 2011.

La oficina del primer ministro dijo que se le pondría en arresto domiciliario, en lo que podría ser un intento de calmar a los muchos que se opondrían a una liberación del hombre contra el que se realizaron masivas protestas para que saliera del poder en 2011.

La agencia estatal de noticias, citando una fuente de seguridad, dijo que Mubarak "probablemente" sería llevado a una de las instalaciones del Estado o uno de los hospitales militares donde estará vigilado con grandes medidas de seguridad.

Mubarak, de 85 años, fue sentenciado a cadena perpetua el año pasado por no haber evitado una masacre de manifestantes, pero un tribunal aceptó su apelación y obligó a volver a realizar el juicio.

El aquejado expiloto de la fuerza aérea probablemente no tenga un futuro político, pero la decisión judicial incomoda a muchos egipcios.

"Su régimen fue repugnante. Hizo mucho daño al país. Desempleo alto, sin servicios, sin sanidad, sin educación. No es un buen día para el país", dijo el ingeniero Hasan Mohamed, de 66 años.

Rellenando envases de zumo en una tienda, Amr Fathi también expresó su decepción. "No estoy contento, por supuesto. Nos oprimió", dijo.

La agitación política desencadenada por el Ejército que derrocó a Mursi ha generado ansiedad en muchos egipcios.

Los militares anunciaron un diseño para devolver la democracia a Egipto, pero no ha conseguido dar la sensación de estabilidad en la mayor nación del mundo árabe.

Al menos 900 personas, entre ellos 100 soldados y policías, murieron la semana pasada en una represión de las manifestaciones de los seguidores de Mursi, el episodio más sangriento del país en décadas.

Las detenciones de los líderes de los Hermanos Musulmanes parecen haber debilitado el grupo islamista árabe más antiguo e influyente que ha instado a que la gente proteste por lo que llama un golpe militar desde que los soldados acabaron con sus campamentos de protesta en El Cairo.

Las fuerzas de seguridad egipcias detuvieron al portavoz de los Hermanos, Ahmed Aref, el jueves, según la agencia estatal.

Los seguidores de los Hermanos pidieron a los egipcios que acudiesen a marchas del "viernes de los mártires" contra la toma de poder de los militares.

La excarcelación de Mubarak podría reforzar la visión de los Hermanos Musulmanes de que las fuerzas armadas, lideradas por el general Abdel Fatah al Sisi, está intentando recomponer el viejo Gobierno.