• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Egipto vota una constitución laica que le da más poder al Ejército

La votación fue vista como un plebiscito en torno al ministro de Defensa, Abdel Fatah al Sisi / EFE

La votación fue vista como un plebiscito en torno al ministro de Defensa, Abdel Fatah al Sisi / EFE

El proyecto que se busca aprobar amplía el rol del Ejército en la política de la nación norafricana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

52 millones de egipcios estaban convocados ayer y hoy a las urnas para votar en un referéndum para aprobar una reforma a la Constitución que fue hecha en 2012. El texto propuesto es polémico desde su nacimiento. Establece cambios que aparentemente llevan al país a retomar su rumbo laico, elimina ciertos aspectos de las referencias religiosas añadidas durante el gobierno del islamista Mohamed Mursi y los Hermanos Musulmanes pero aumenta más los poderes del gobierno y de los militares, algo que inquieta a los defensores de los derechos humanos y otros grupos que apoyaron el giro hacia un país más unido al Islam político.

Por otra parte, el referéndum se ha planteado como un plebiscito en apoyo al general Abdel Fatah al Sisi que detenta los cargos de viceprimer ministro, ministro de Defensa, comandante en jefe del Ejército, además de ser la cara del gobierno militar que expulsó a Mursi del poder y se perfilaría ahora –vestido de civil– como el próximo presidente de Egipto en una eventual elección presidencial.

El proyecto que pide el gobierno sea ratificado por la población es, según el analista político Said al Ali del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral, con sede en Suecia, contiene mejoras significativas respecto a leyes anteriores.

El texto mantiene que el Islam es la religión del Estado y la Sharia o ley islámica es la fuente principal de la legislación, pero elimina sus cortes que muchas veces sobrepasaban a las decisiones de los tribunales laicos.

Contempla los derechos e igualdad de las mujeres y detalla una serie de derechos sociales, muchos de ellos maltratados durante el gobierno de Mursi. En el proyecto de ley también se establece que todo menor de 18 años de edad es un niño y en especial protege a las menores que eran obligadas a casarse, igualmente el nuevo bosquejo permite la libre reunión y asociación de las personas en público.

También se mantiene el respeto a las grandes religiones como el islamismo, judaísmo y cristianismo pero no se amplían los derechos a otras minorías.

Controversia. El experto manifestó que el nuevo bosquejo no rompe con la tradición constitucional de favorecer al gobierno sobre los ciudadanos. “No tiene una nueva visión de la competencias del Estado y la protección de los débiles de la sociedad”, señaló.

Una de las más grandes polémicas de la posible nueva Constitución es la eliminación de los partidos religiosos. Los Hermanos Musulmanes son ya un grupo ilegal y organizaciones como al Nour, que es una facción con ideas basadas en la creencia islámica pero que ha apoyado a Al Sisi podría verse en peligro por su fundamento salafista.

El Ejército sigue siendo un Estado dentro del Estado. En el nuevo texto se señala que durante los dos mandatos u ocho años de gobierno al ministro de Defensa lo eligirá la cúpula militar –cargo actual de Al Sisi– y no el presidente, lo que refuerza la idea del poder militar.

Los militares también mantienen su control sobre la economía, sus bienes y posesiones siguen siendo secretos y quedan fuera de cualquier control de instituciones civiles.

En lo judicial también se mantiene la preeminencia militar. Si bien se prohíbe que tribunales militares juzguen a civiles se establece como excepción: “Si se cometen crímenes que representen ataques directos a instalaciones, campamentos o posesiones en territorio militar, zonas fronterizas, equipos, vehículos, armas, munición, documentos, fondos o asalto contra oficiales”.






mtovar@el-nacional.com