• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ecuador negó haber dado documentación para viajar a Snowden

Rafael Correa, presidente reelecto de Ecuador | EFE

Rafael Correa, presidente de Ecuador | EFE

El presidente Rafael Correa recordó que el joven denunció "terribles cosas" que se hacían "contra el pueblo norteamericano y el mundo entero"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ecuador negó hoy haber entregado alguna documentación para viajar al extécnico de la CIA Edward Snowden, y su presidente, Rafael Correa, recordó que el joven denunció "terribles cosas" que se hacían "contra el pueblo norteamericano y el mundo entero".

El comentario lo realizó Correa en su cuenta de Twitter, en la que rechazó un artículo del diario Washington Post que señalaba que el caso del estadounidense "destaca doble rasero de Ecuador".

En ese texto, el diario estadounidense indica que tener a Snowden supuestamente permitiría a Correa reemplazar al fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como el "principal demagogo antiestadounidense del hemisferio".

El jefe de Estado, duro crítico de un sector de la prensa que, en su opinión, defiende intereses de grupos, señaló que es un "descaro" lo que figura en el diario.

"La caretucada (descaro) del siglo: Washington Post 'acusa' a Ecuador de doble estándar. ¡Vaya descaro! ¿Se dan cuenta del poder de la prensa internacional?", escribió Correa en su cuenta de la red social.

"Han logrado centrar la atención en Snowden y en los 'malvados' países que lo 'apoyan', haciéndonos olvidar las terribles cosas que denunció contra el pueblo norteamericano y el mundo entero. 'El orden mundial no sólo es injusto, es inmoral'", señaló Correa.

En un diálogo en la misma red social, un usuario le dice a Correa: "Los fugitivos y perseguidos buscan refugio en América Latina" a lo que el gobernante responde: "¿Dónde están los banqueros corruptos de Latinoamérica?", en aparente referencia a banqueros procesados en Ecuador que se encuentran en EE UU.

Snowden viajó el pasado fin de semana de Hong Kong a Moscú, ayudado por WikiLeaks, para eludir la extradición solicitada por Estados Unidos.

El exanalista de la CIA cumplió hoy su tercer día atrapado en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétievo, sin que se aclare el país al que viajará para escapar de la justicia estadounidense.

Galo Galarza, canciller encargado de Ecuador señaló hoy que no se ha extendido ningún documento a Snowden, quien solicitó asilo a Quito tras revelar programas secretos de espionaje telefónico y por internet.

"Él (Snowden) no tiene un documento extendido por el Ecuador como un pasaporte o un carné de refugiado como se menciona", indicó Galarza.

El pasado lunes, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo que Snowden recibió del Gobierno de Ecuador un documento de refugiado para poder viajar, dado que EE UU. revocó su pasaporte.

Snowden "recibió un documento de refugiado de paso de parte del Gobierno de Ecuador", explicó Assange el lunes en una conferencia telefónica con periodistas en la que aclaró que eso no implica que ese país ya le haya concedido el asilo solicitado.

En su cuenta de Twitter, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, apuntó hoy en Kuala Lumpur que "la decisión del asilo puede resolverse en un día, una semana o, como pasó con Assange, podría tomar 2 meses".

El Gobierno de Ecuador dijo ayer que esperaba una información por escrito de Estados Unidos sobre la situación legal de Snowden.

Snowden, extécnico de la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), reveló el pasado 9 de junio al diario británico The Guardian y al estadounidense The Washington Post que la NSA y el FBI tienen acceso a millones de registros telefónicos amparados en la Ley Patriota, aprobada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE UU.

Posteriormente esos diarios revelaron un programa secreto conocido como PRISM que permite a la NSA ingresar directamente en los servidores de nueve de las mayores empresas de internet estadounidenses, como Google, Facebook, Microsoft o Apple, para espiar contactos en el extranjero de sospechosos de terrorismo.