• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ecuador apuesta por negociación de un pacto comercial con la UE

Perú y a Colombia si lograron cerrar un acuerdo con la Unión Europea, que ya ha entrado en vigor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ecuador retomó hoy las negociaciones para un tratado comercial con la Unión Europea (UE), después de retirarse en 2009 de la mesa de negociación, con la esperanza de lograr un pacto adaptado a sus necesidades.

Perú y a Colombia si lograron cerrar un acuerdo con el bloque comunitario, que ya ha entrado en vigor.

Los equipos negociadores de Ecuador y de la Comisión Europea (CE), institución que negocia este tipo de acuerdos en nombre de los Veintiocho, iniciaron hoy en Bruselas una semana de trabajos en la primera "ronda oficial" desde que Quito decidió salir del proceso, destacaron fuentes europeas.

A Bruselas acude al frente de la delegación ecuatoriana el ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, quien señaló en un comunicado antes de viajar que asistiría en persona a esta ronda "para asegurar que los resultados sean los mejores para el país".

Este avance en las relaciones comerciales entre Ecuador y la UE se produce después de que el Gobierno de Rafael Correa abandonase las conversaciones que mantenía con la UE y sus vecinos andinos en 2009, al considerar que no iban suficientemente dirigidas a conseguir un "acuerdo para el desarrollo" del país.

Desde entonces, se han sucedido los contactos diplomáticos y técnicos y la UE siempre ha afirmado que la puerta para Ecuador está abierta si quiere integrarse en el tratado comercial multipartito que cerró con Colombia y Perú.

Correa abogó en noviembre por concluir la negociación de un pacto comercial y de cooperación con la UE en 2014, pero precisó que no se haría "a cualquier costo" y que rechaza el modelo de tratado de libre comercio firmado entre la UE y Colombia y Perú.

El ministerio ecuatoriano de Comercio Exterior ha subrayado que ha realizado un "trabajo minucioso de análisis de las necesidades y realidades nacionales" teniendo en cuenta la Constitución y legislación del país, de cara a cerrar con éxito un pacto con la UE.

Rivadeneira ha defendido en numerosas ocasiones que Ecuador "busca una negociación que tenga en cuenta las asimetrías y necesidades particulares de la economía del país".

"Mientras que el enfoque de Ecuador es comprensible y adaptado a sus circunstancias económicas y políticas específicas, esto podría hacer que sea un poco más difícil lograr un acuerdo", dijo a Efe el el jefe de investigaciones económicas del centro de estudios Open Europe, Raoul Ruparel.

Destacó que la UE ya tiene un tratado de libre comercio con Bogotá y Lima y que Quito "podría negociar su adhesión" al mismo, pero apuntó que hasta ahora Ecuador ha rechazado esa posibilidad al "buscar su propio pacto específico".

"No sólo podría llevarle más tiempo, sino que dado el desequilibrio de poder con una UE significativamente más grande podría encontrar difícil dictar los términos", consideró el experto europeo.

Fuentes comunitarias destacaron que en la ronda que se celebra desde hoy y hasta el próximo viernes se abordará el "posible acceso" de Ecuador al tratado ya concluido con los otros dos países, una opción que estaba "explícitamente prevista" en ese texto.

Indicaron igualmente que la reanudación de las rondas de trabajo es un paso que se ha dado después de que Quito haya evaluado "el equilibrio general y el nivel de ambición" conseguido por Colombia y Perú en el acuerdo con la UE.

En opinión de los europeos, Ecuador ve en la posibilidad de volver a negociar un "gran potencial" para mejorar el comercio con la Unión y sus relaciones comerciales y de inversiones.

Esta semana las discusiones se centrarán en temas como el acceso de bienes a los respectivos mercados, los servicios y licitaciones públicas y ciertas provisiones normativas para hacer posible que Ecuador se una al tratado cerrado con los otros dos países andinos.

La UE empezó a negociar un acuerdo de asociación (basado no sólo en el comercio sino también en el diálogo político y la cooperación) con la Comunidad Andina de Naciones (Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia), pero a finales de 2008 las negociaciones se truncaron por divergencias en el seno de la organización andina.

La CE decidió entonces continuar la negociación de un tratado comercial multipartito con los países dispuestos a ello, en ese momento Colombia, Perú y Ecuador, aunque éste se desligó de las conversaciones en 2009.