• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ELN secuestra a dos alemanes mientras que las FARC prepara liberaciones

La guerrilla indicó en un documento que los retenidos no han podido justificar su presencia en la zona del Catatumbo, razón por la cual "son considerados, hasta el momento, agentes de inteligencia y seguirán siendo investigados"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla de Colombia, secuestró a dos alemanes a los que acusó de actuar como "agentes de inteligencia", informó hoy el grupo rebelde, que desde el pasado día 18 también tiene en su poder a dos peruanos, un canadiense y tres colombianos.

"Unidades del ELN capturaron en la región del Catatumbo (frontera con Venezuela) a los señores Breur Uwe y Breuer Günther Otto, de supuesta nacionalidad alemana", dice la guerrilla en su comunicado publicado en la página electrónica www.eln-voces.com.

Consultada por Efe la embajada de Alemania en Bogotá señaló que, "por respeto y el interés de los afectados", "por el momento no se puede pronunciar al respecto".

El ELN ha manifestado en varias ocasiones su disposición de emprender diálogos de paz con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, que por otro lado tiene en marcha conversaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana.

El presidente Santos descartó que el ELN pudiera sumarse a ese proceso, aunque consideró que hay "posibilidades" de sentarse a negociar con esa guerrilla. "Cada cosa en su momento", dijo el mandatario en una pasada entrevista con Efe.

En el documento en el que el ELN da cuenta de que tiene en su poder a los dos ciudadanos alemanes agrega que llevan retenidos "semanas", sin dar más precisiones, y en todo ese tiempo no han podido justificar su presencia en la zona del Catatumbo, razón por la cual "son considerados, hasta el momento, agentes de inteligencia y seguirán siendo investigados".

El grupo guerrillero asegura en la nota, además, que hasta el momento ninguna "institución, ni persona, ha hecho pública denuncia alguna sobre la desaparición de dichas personas" y agrega que "los espías no están protegidos por el DIH (Derecho Internacional Humanitario)".

El comunicado es emitido por la "Dirección del Frente de Guerra Nororiental" del ELN, guerrilla que no llega actualmente a los 1.500 miembros, según dijo en diciembre pasado el ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

El pasado 18 de enero los geólogos peruanos Javier Leandro Ochoa y José Antonio Mamani, el canadiense Jernot Wober y tres colombianos, de los cuales solo se ha suministrado la identidad de dos: William Batista y Manuel Zabaleta, fueron secuestrados también por el ELN.

Los secuestrados trabajaban para la firma de explotación minera Geo Explorer, que tiene capital colombiano y participación canadiense, y desarrollaban operaciones en Norosí, un pueblo del sur del departamento de Bolívar, en el norte del país.

El ELN justificó este secuestro y otras "campañas político-militares" en su "lucha por la soberanía nacional, contra las multinacionales y las políticas entreguistas del Gobierno".

"La Operación Soberanía y Dignidad se realiza en el marco de la defensa soberana de los recursos mineros que el gobierno nacional viene entregando a las compañías extranjeras, subsidiarias y contratistas a través de la locomotora minero energética, en franco detrimento del patrimonio y la soberanía de la Nación", agregó.

Desde que se registró el secuestro en la madrugada del 18 de enero, tropas del Ejército Nacional, grupos antisecuestro, la Fuerza Aérea, la Policía Nacional y la Fiscalía General están inmersas en la operación "Emblema", en la que también participan altos oficiales peruanos.

Las autoridades colombianas elevaron la recompensa a 150 millones de pesos (unos 84.305 dólares) a quien suministre información sobre el paradero de los secuestradores y de los seis trabajadores.

Por otro lado, hay una gran expectativa por la anunciada liberación de dos policías y un militar que fueron secuestrados por las FARC en las últimas semanas.

Los secuestros tuvieron lugar después de que el 20 de enero finalizara un alto el fuego decretado unilateralmente por las FARC en coincidencia con el comienzo de las negociaciones.

El presidente Santos señaló el domingo en su cuenta de Twitter que el Ministerio de Defensa ya tiene instrucciones para coordinar con el CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja) la liberación, pero hasta ahora no hay nuevas noticias.