• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

ELN destaca diferencias con el gobierno colombiano ante posible negociación

Ejército de Liberación Nacional, Colombia | AFP

La guerrilla constata que, a diferencia del proceso iniciado hace un año con las FARC, el "reinicio de diálogos entre el ELN y el Gobierno, es noticia nacional e internacional, de modo que podemos decir que la confidencialidad en este aspecto está rota"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla de Colombia, hizo público hoy un editorial en el que remarca cinco diferencias que lo separan del Gobierno ante un eventual inicio de conversaciones de paz.

La guerrilla constata que a diferencia del proceso iniciado hace un año con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el "reinicio de diálogos entre el ELN y el Gobierno, es noticia nacional e internacional, de modo que podemos decir que la confidencialidad en este aspecto está rota".

"Comenzando por los comentarios del presidente (Juan Manuel) Santos", agrega el texto.

Es por eso que el ELN se permite exponer cinco diferencias que en este momento los separan con el Gobierno para iniciar un proceso de paz a semejanza del de las FARC.

En primer lugar, el ELN considera que la mesa es para discutir y buscar solución a "los grandes problemas económicos, políticos y sociales de Colombia", mientras que cree que el Gobierno sólo pretende lograr "la desmovilización y el desarme" de la guerrilla.

Los rebeldes también critican que el Gobierno considere "que el conflicto se debe a la existencia de las guerrillas" en lugar de que la insurgencia "es una consecuencia del conflicto y que la única manera de superarlo, es resolviendo las causas que lo originaron".

El tercer punto expuesto por el ELN es que un proceso no tiene que servir para reinsertar a los guerrilleros desmovilizados a la "sociedad capitalista existente" y dice que las negociaciones deben partir del reconocimiento mutuo y sin la pretensión de que una de las partes desaparezca como condición para construir la paz.

"Si este proceso se desarrollara, llegará un momento en el que las armas sobran y las guerrillas pueden cambiar su carácter por el de un movimiento político", añade.

Los rebeldes también constatan que el Gobierno quiere que los diálogos transcurran "en un tiempo relativamente corto", mientras que para el ELN "el tiempo no puede ser camisa de fuerza y debe estar determinado por los desarrollos del mismo proceso".

Finalmente, en quinto lugar, el ELN considera que la agenda "debe recoger los pedidos y exigencias" del pueblo colombiano y encontrar los mecanismos para garantizar su participación en el proceso y en la toma de decisiones.

El ELN, con unos 1.500 combatientes en sus filas según datos oficiales, agradece en su editorial que "diversos países del continente y del mundo, deseen aportar en el proceso de paz de Colombia".

"Consideramos que cuanto más rodeado esté el proceso de quienes quieren la paz, más posibilidades habrá de superar los normales obstáculos en un diálogo entre la insurgencia y el Gobierno", agrega el ELN.

Con la liberación del geólogo canadiense Jernoc Wobert el pasado 27 de agosto y que el ELN mantuvo en su poder durante más de siete meses, Santos abrió la puerta a esta guerrilla para iniciar un proceso de paz a semejanza al que adelanta con las FARC desde noviembre de 2012.