• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Keiderling: Nos reunimos pero no para conspirar

Kelly Keiderling / Reuters

Kelly Keiderling / Reuters

La diplomática no desestimó que la respuesta de Washington a la acción de Caracas sea recíproca lo que incluiría la expulsión del encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Estados Unidos, Calixto Ortega

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La encargada de negocios de la embajada de Estados Unidos en Venezuela, Kelly Keiderling, admitió que mantuvo reuniones con distintos sectores de la sociedad civil pero que no se trató de actos conspiración contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro. “Esas reuniones si se sostuvieron. Todas las acusaciones de sabotaje, de conspiración son falsas”, afirmó.

Sostuvo que el diplomático no debe limitar su trabajo a un mero intercambio con el gobierno sino ir más allá con el objeto de entender al país. “Igual que hacen los diplomáticos venezolanos en Washington. Si no estuviesen ellos saliendo libremente, no estarían haciendo su trabajo”, aclaró.

La funcionaria dijo que en cada viaje al interior del país se solicitó una entrevista con el gobernador y el alcalde que correspondiese. “En el estado Bolívar se pidió una reunión con el gobernador Rangel Silva pero él no estuvo”, contó.

Keiderling no desestimó que la respuesta de Washington a la acción de Caracas sea recíproca lo que incluiría la expulsión del encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Estados Unidos, Calixto Ortega.

Comentó además que el cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos no tiene un impacto sobre las decisiones que tome el Departamento de Estado en torno a la expulsión de Venezuela de los tres funcionarios estadounidenses.

Mantuvo que de parte del gobierno de Estados Unidos hay disposición de restablecer las relaciones diplomáticas con Venezuela siempre y cuando se mantenga un clima de respeto mutuo y “sin mucho drama”.

Aclaró que este impasse diplomático no tendrá consecuencia alguna sobre las operaciones consulares y del trabajo de la Embajada.  

Keiderling dijo que dejará hoy Venezuela con los mejores recuerdos del país y que llegará Washington a tocar puertas y pedir empleo.